Continúan tratando con éxito el cáncer de piel con el HeberFeron, en #Jaruco.

Alfredo Curbelo Delgado, de 77 años de edad, sonríe esperanzado porque el carcinoma no melanoma de piel que padece se reduce, es menos doloroso y quizás hasta se elimine por completo, gracias al tratamiento con el HeberFeron que recibe en la Consulta de Dermatología del Policlínico Docente Integral Noelio Capote, en #Jaruco.

Lea también : Capa de ozono protegida, ¿piel más saludable?

A las bondades del fármaco cubano que él siente, casi milagroso, se añaden la ternura, profesionalidad y dedicación de la especialista de Dermatología, Ladealin Morales Caraballo, quien este año prueba con éxito la misma terapia en cinco pacientes del municipio.


Pese a que Alfredo llegó a la consulta luego de una cirugía en su oreja, el HeberFeron ha surtido un efecto sanador, y la Dra. Morales le augura una mejoría más rápida a partir de ahora, que recién comenzó el segundo ciclo de tratamiento.


Este 22 de septiembre una nueva paciente de Jaruco, aceptó aplicarse este medicamento creado en el Centro de Genética y Biotecnología (CIGB) de La Habana, cuyo uso se ha extendido a todos los municipios de #Cuba.


El número de enfermos beneficiados con esta terapia que se aplica de manera intralesional (inyectable), es menor este año en Jaruco, respecto al pasado calendario debido a la paralización temporal del servicio en el segundo trimestre por la COVID-19, pero la medicina no ha faltado y se brinda sin costo alguno.
En 2019 el HeberFeron mejoró la calidad de vida a 11 pacientes de la Ciudad Condal, cuyas tumoraciones malignas disminuyeron o desaparecieron, incluso, luego de un solo ciclo de terapia.


Este producto también se aplica con efectividad en otras seis unidades asistenciales enclavadas en Güines, San José de las Lajas, Quivicán, Bejucal y Batabanó, precisó la Dra. Anadieska Molina Abad, Jefa del Programa de cáncer de piel en la Dirección de Salud Pública de Mayabeque.


El carcinoma no melanoma de piel es cada vez más frecuente en Cuba, sobre todo en adultos mayores, y se asocia a los efectos nocivos de las radiaciones ultravioletas del sol.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *