Escaleras de #Jaruco, un proyecto ambientalista ideado por Fidel

Jaruco, Mayabeque. Investigando la historia de Las Escaleras de Jaruco encontré detalles que me hicieron reflexionar sobre la sensibilidad del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz hacia el medio ambiente…

Parque Escaleras de Jaruco

A mediados de los años 60, fascinado por la belleza natural de ese valle escondido entre mogotes, Fidel sugirió la idea de construir el Parque Escaleras de Jaruco, para potenciar el desarrollo económico y ambiental de esta región, que hoy pertenece a la provincia Mayabeque. El diseño fue asignado al arquitecto Rodolfo Fernández Suárez, “Fofi”, quien en 1969 además del anteproyecto del lugar, diseñó el paisajismo regional para la Agrupación Genética del Este y las empresas agropecuarias “Valle del Perú”, “Niña Bonita” y el “Cordón Lechero”.

Basta admirar la perfecta armonía entre sus instalaciones y el entorno natural que las acoge para percibir la intención ambientalista de Fidel. La confirmación la tuve al revisar las fotocopias de los planos originales, entregados por la viuda de Fernández Suárez, al arquitecto jaruqueño, Germán Bode, quien amablemente me apoyó en la indagación.

El Comandante solicitó trabajar con la piedra viva y la madera como materiales básicos para la construcción. Las cubiertas debían ser de redoblones, tejas francesas o guano cano, este último muy abundante en la formación montañosa que se extiende por varios kilómetros como un inmenso balcón dispuesto para admirar la costa norte de la isla.

Ahora, cuando se habla de arquitectura ambientalista y diseños ecológicos, habría que investigar por qué Fidel escogió este paisaje jaruqueño para ese proyecto. Sin dudas fue un visionario que alertó sobre el cambio climático y sus consecuencias, pero sobre todo, si conocemos que acompañado por Celia Sánchez, visitaba regularmente las obras para comprobar su avance y velar porque las brigada de constructores de la Empresa Agropecuaria Guaicanamar respetara el diseño original.

José Gutiérrez Acosta, Jefe de la Brigada en aquel entonces, recuerda un día en que vio al Comandante Fidel Castro discutir con “Machadito”, como le llamaba Fidel al entonces Primer Secretario del Partido en la provincia, hoy Segundo Secretario del Comité Central del Partido, José Ramón Machado Ventura, porque permitió la construcción de un parqueo en el centro mismo del parque y él había insistido en que solo debían existir senderos de piedras.

Vuelvo sobre las notas del arquitecto y admiro como cuidó hasta el más mínimo detalle… “Se utilizarán árboles endémicos de nuestra flora, de estructura vertical (…) barías, robles, yagrumas, almácigos, varias especies de palmáceas, tales como la palma real, abundante en todo el paisaje de la zona, (…) y otras que por su estructura y singularidad, serían un punto de atracción, como la palma barrigona y el corojo”.

No sé si por esos años se hablaba en Cuba de gestión del Patrimonio ambiental o Turismo ecológico, pero Fidel fue un precursor, al sugerir para Las Escaleras de Jaruco construcciones discretas que combinan con las rocas, por el color gris de las piedras, algunas aprovechando la roca misma… Espacios abiertos que no limitan la mirada, como si el objetivo fuera que el visitante no se perdiera ni un detalle del paisaje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *