Seré para mi hija lo que mi madre para mí. ¡Síntesis de todo!

Mi familia, como cualquier familia cubana, pasa por momentos malos y buenos, pero de todos logra salir fortalecida, precisamente, porque somos eso: una familia.


La familia es el conjunto de personas vinculadas por lazos estables de tipo consanguíneo, maritales, afectivos, socioculturales, económicos, contractuales. Pero, es también el grupo más cercano, con el cual nos identificamos y desarrollamos un fuerte sentimiento de pertenencia, donde enfrentamos y tratamos de resolver los problemas de la vida cotidiana… Entonces, mi familia son también los buenos amigos y muchos de mis compañeros de trabajo.


La familia representa el primer contexto social que nos acoge. Es a través de ella que nos llega la influencia cultural de la sociedad. Las nanas, los cuentos de hadas, las leyendas, los alimentos, hasta los juegos de roles transmiten de generación en generación nuestra identidad.


Los nietos ven a sus abuelos como historiadores que les hablan de su herencia étnica, de las tradiciones, de cómo eran sus padres de pequeños y los niños disfrutan oyendo esas historias  que llenan el vacío entre el pasado y el presente, dando un sentido a la historia de su familia.


Por mi abuelo Perico, aprendí a jugar cartas, dominó, parchís, rompecabezas… Gracias abuela Pura, tuve zoológicos, circos, ropas de muñecas, que ella misma me enseñó a coser.  De mi abuelo, Fernando, heredé el amor por el trabajo, disfruté el olor del pan recién horneado y el sabor de las naranjas más dulces del mundo. De abuela María Luisa, el arte y esa voluntad mía de ser feliz contra todas las banderas. A pa’, le agradezco estas manos artesanas. A ma’ la absoluta seguridad de que si hoy soy, es gracias a ella: ¡La síntesis de todo!


Nadie me tuvo que recordar que cuidar de la vejes de mis abuelos era responsabilidad mía, junto a mis padres, les acompañé y los disfruté hasta el último segundo de sus vidas. Ninguna escuela, taller, curso, universidad me enseñó qué es una familia. Eso lo aprendí con la mía. Entonces, seré para mi hija lo que mi madre para mí: ¡Síntesis de todo!

Videos


Artículos Relacionados