Cuba territorio libre de Paludismo

En el mundo más de 3 mil millones de personas, aproximadamente el 50 por ciento de la población del planeta, estaba expuesta en 2010 al paludismo o malaria, como también se le conoce. El mayor número vive en los países más pobres, y 655 000 personas mueren a consecuencia de ese flagelo.

En medio de este panorama Cuba exhibe entre los grandes triunfos de la epidemiología revolucionaria haber logrado la erradicación de esa enfermedad desde 1967, cuando se detectó el último caso y haber sido declarada por la OPS, territorio libre de malaria seis años después.

Sin embargo, el país no descuida las medidas y el Control Sanitario Internacional establece la pesquisa de nuestros propios colaboradores y visitantes a la Isla, que provienen de zonas y países infestados como África, Asia, América Latina, el Medio Oriente y algunas regiones de Europa, para evitar la presencia de casos de paludismo en el territorio nacional.

Gracias a los esfuerzos de los profesionales de la salud que laboran en el continente latinoamericano, en la última década se han consolidado las acciones para el control del paludismo en el área, logrando una reducción de la mortalidad de casi el 70 por ciento.

Pero, aún se recaba de más apoyo gubernamental en muchas naciones para erradicar el paludismo, causado por un parásito que se trasmite a través de la picadura del mosquito anopheles y que se encuentra en el agua estancada en charcos y otros depósitos como latas, gomas y tanques sin tapar. De la voluntad política y económica de los estados del área depende que tal patología sea prevenible y curable.

Ante esta exigencia, en la sexagésima Asamblea Mundial de la Salud celebrada en Ginebra, Suiza, en mayo de 2007, quedó instituido el 25 de abril como el día mundial del paludismo, jornada que supone un reconocimiento de los esfuerzos desplegados en todo el mundo para controlar eficazmente la malaria, sobre todo en las naciones pobres, donde cada día se acrecienta el número de víctimas de la enfermedad.

Y precisamente los resultados que hoy muestra Cuba a todas las naciones del planeta en ese sentido es fruto de la preocupación del Estado desde el triunfo de enero de 1959, por elevar la calidad de vida de la población y evitar que el paludismo constituya en el país un problema de salud.

Videos


Artículos Relacionados