Clausuran Festival Internacional de Poesía La Habana 2018

“Mayabeque es poesía,
es repique de tambor,
donde el arte su valor
muestra con fuerza y valía.
Bienvenidos, este día,
a esta tierra soberana;
porque por la fe martiana,
entre pasado y presente,
la poesía, hecha un puente,
nuestros países hermana”


Así comenzó la gala de clausura del Festival Internacional de Poesía de La Habana, 2018, este sábado en La Casa de la Décima de Mayabeque; después de siete días de conferencias, debates y eventos, donde participaron más de cien poetas de Cuba y el mundo,en una fiesta en que varias generaciones intercambiaron música, versos y experiencias.


“Me llamo Manuel Murrieta. Soy mexicano, pero vivo en Estados Unidos, en California. Se demuestra en este Festival que el pueblo cubano tiene una profunda cultura arraigada con la poesía tradicional, con la décima; la improvisación y creo que es una lección para todos los pueblos latinoamericanos: que continúen con esa tradición, con esa conservación de esa cultura ancestral”


En el contexto del festival, dedicado este año a festejar la Declaración del Complejo del Punto Cubano Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, la Casa de la Décima en Mayabeque acogió el evento Mujer y Poesía, organizado por la poetisa lajera, Esther Trujillo y una conferencia magistral sobre repentismo del poeta e investigador batabanoense Juan Carlos García Uridi.


“Con el tiempo se ha ganado que muchos escritores improvisen y que muchos improvisadores escriban. Eso engrandece también el repentismo como fenómeno literario, cultural y hace que los escritores, desde otra posición, defiendan el repentismo”.


El Festival Internacional de Poesía de La Habana, desarrollado del 27 de mayo al 3 de junio y convocado por el Centro Cultural Cuba Poesía, contó con el auspicio de la UNEAC; el Instituto Cubano del Libro, el Centro Iberoamericano de la Décima y el Verso Improvisado, la Casa de la Décima en Mayabeque y otras instituciones culturales defensoras de la oralidad en la poesía.


El repentista Leandro Camargo defiende la poesía escrita y oral en la misma medida.


“La poesía es una, independientemente del formato en que se cante o en que se escriba. Lo importante es que haya un latir que una la poesía en general. La oralidad y la escritura son dos formas de expresión. Para mí es un orgullo cultivar las dos cosas, porque son una. Estoy seguro de que el hecho de que un Festival de Poesía se dedique a la poesía oral y a la improvisación, implica que en Cuba hay un reconocimiento de la profundidad de la poesía oral, porque los repentistas cubanos se caracterizan por hacer una décima en poco tiempo, que alcance el mayor vuelo poético posible. Hay un poder que tiene la improvisación que es el poder de atraer a todas las personas que estén en un contexto a ese centro o imán que decía Lezama que es la poesía”.


El encuentro devino ocasión propicia para reconocer a la Casa de la Décima de Mayabeque por el trabajo desarrollado en la promoción y salvaguarda de los valores identitarios del repentismo, al formar a las futuras generaciones de poetas, músicos e improvisadores de esta provincia. Lázaro Palenzuela agradeció, visiblemente emocionado, el reconocimiento a esa institución que es también su casa.


“La Casa de la Décima de Mayabeque representa los once municipios de la provincia. Un espacio para que los niños se desarrollaran, tengan la posibilidad de darse a conocer; para que la tradición no muriera. Por eso es que recibimos este reconocimiento”.

Videos


Artículos Relacionados