“Por eso hoy le digo a Jaruco que seguimos adelante, unidos en la esperanza”

La Asociación Humanitaria italiana Semillas de Paz, favorece en Jaruco a  los programas de  Educación, Salud y Asistencia Social. El fundador y presidente de la organización, Lucas Bondi, ofreció en exclusiva sus opiniones para Radio Jaruco.

 

Lucas Bondi: “En el 1998 empezamos a conocer Cuba, esta tierra linda, y nos propusieron empezar un lazo de amistad y solidaridad con el pueblo de Cuba y nosotros aceptamos esta propuesta, de ahí empezó un camino muy hermoso de amistad, de ayuda, y de verdad que nosotros encontramos en esta tierra un pueblo de hermanos y nos sentimos muy bien colaborando”


P: Señor Bondi ¿Cómo llega a la Ciudad Condal de Jaruco Semillas de Paz?  


Lucas Bondi : “En el año 1998 una delegación del gobierno de la provincia La Habana vino a nuestra ciudad de Tarcuinia y me encontró a mí como presidente de Semillas de Paz y se hizo la propuesta para la colaboración con Cuba y específicamente con la ciudad de Jaruco. Entonces en julio de ese año vine a Jaruco por primera vez para ver la realidad, para encontrar la gente, y en noviembre del mismo año se hizo entonces el hermanamiento aquí en Jaruco”

 

P: ¿Cuál es la colaboración que hacen en Jaruco?


Lucas Bondi: “Es una colaboración muy concreta, no es solo palabras. Nosotros apoyamos la escuela especial Camilo Cienfuegos, la escuela que antes era el preuniversitario Ho Chi Minh, otras escuelas también, la Policlínica, la casa de los abuelos. Para ellos hemos enviado contenedores de cosas, en ellos hemos enviado equipos médicos, también hemos realizado microproyectos, enviamos una guagua, un carro para los médicos, y muchas otras cosas que también han sido útiles para la población de Jaruco”


P: Déjenos un mensaje para el pueblo de Jaruco como la persona que hoy está al frente de un proyecto humanitario tan importante y que nos beneficia.


Lucas Bondi: “José Martí decía que los niños son la esperanza del mundo, y me gustaría que hoy todos formáramos parte de esa esperanza, tenemos que llevarla adelante, tenemos que cultivar dentro de nuestro corazón ese mensaje. Por eso hoy le digo a Jaruco que seguimos adelante, unidos en la esperanza”


Hoy la organización italiana no gubernamental Semillas de Paz que brinda ayuda humanitaria en Jaruco, trabaja por mantener y extender los lazos de hermandad que nacieron con  ese proyecto comunitario que desde el año 1998 mantiene unido a  los jaruqueños con el pueblo de Tarcuiña, en Italia.

Videos


Artículos Relacionados