Rescatar la institucionalidad

Los juristas cubanos viven un momento de particular importancia cuando el país actualiza el modelo económico y pone en práctica los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, aprobados en el Sexto Congreso del Partido Comunista de Cuba. En todo este proceso, los profesionales del Derecho tienen el sagrado deber de asegurar el cumplimiento de la ley y el respeto a la jerarquía de la norma jurídica para fortalecer la institucionalidad y la legalidad.

El Doctor en Ciencias Jurídicas, Néstor Machín, abogado en el municipio de Jaruco, asistió en calidad de delegado al Séptimo Congreso de los Juristas cubanos y accedió al diálogo sobre tan primordiales asuntos.

Periodista: Abogado, se impone preguntar ¿Qué es la institucionalidad?

Néstor: La institucionalidad en cualquier país del mundo tiene ver con la estructura y la organización estatal, y la estructura y la organización estatal pasan por un orden y una disciplina que se norman en regulaciones legales, y el cumplimiento de esas regulaciones legales sería lo que garantizaría la función y la misión que tienen cada una de las instituciones que tienen que llevar a vía de éxito las distintas actividades que se realizan, tanto económicas, administrativas, políticas y sociales para la organización de cualquier sociedad. De ahí, surge la necesidad que todos tomemos conciencia de que, sin un orden legal, sin un riguroso cumplimiento de ese orden legal, es muy difícil dar cumplimiento a los objetivos que se trace cualquier sociedad para el desarrollo. Y la máxima dirección de nuestro país está llamando a recatar la institucionalidad en esa misma línea, porque si no logramos que todos los que tienen que hacer cumplir la ley cumplan su función y su rol, el éxito estaría comprometido de alguna manera.

Periodista: En la esfera económica, ¿qué comprometería el cumplimiento de la institucionalidad?

Néstor: Hay temas en estos momentos que son puntuales, por ejemplo, la disciplina en el cumplimiento de las normas legales que tienen que ver con el desarrollo económico, tema muy debatido en el Séptimo Congreso de los Juristas cubanos. Me refiero al contrato como centro de la relación económica, porque si no se cumplen las obligaciones contractuales en las relaciones interempresariales, el éxito de la gestión económica estaría comprometido. Y es que el contrato es el instrumento legal que garantiza la producción, la calidad de la producción, la cantidad y calidad del surtido y la garantía de que se puedan obtener a partir de la producción los ingresos de las ventas que realice cualquier entidad económica. Como es comprensible, si no hay calidad en los surtidos, si no hay calidad en los abastecimientos de materias primas, si no se cumple con la disciplina de cobros y pagos, se compromete toda la cadena de producción y servicios en el país. Por eso, es que el contrato se convierte en el eje principal en el que gira todo en las relaciones económica. En la disciplina que logremos a partir de la relación contractual será en la misma medida el éxito que tengamos en la implementación de un cambio de modelo económico.

Periodista: Ahora se incorporan a la esfera económica muchas personas naturales para ejercer el trabajo por cuenta propia y entran en el negocio jurídico económico, ¿estaría también comprometida la institucionalidad por incumplimientos de la disciplina tributaria?

Néstor: La disciplina tributaria estaría también dentro de las prioridades que se tienen que establecer en el rescate de la institucionalidad, el rescate de la ley en el sentido de que las personas, los ciudadanos, conozcan qué es lo que la ley establece, qué es lo que la ley les concede como derecho, cuáles son sus deberes como ciudadanos, partiendo de la propia Constitución de la República. Por eso es que el Congreso dedicó una parte de los debates a la divulgación jurídica, porque en la medida que exista una eficiente divulgación jurídica los ciudadanos van a tener mejores posibilidades de conocer los temas que tienen que ver con la implementación de la ley, el cumplimiento de las normas legales, y en esa misma medida también el reforzamiento de la institucionalidad en el país.

Periodista: Se habla mucho, abogado, de los deberes y derechos que le asisten a los ciudadanos en el rescate de la institucionalidad, pero, ¿qué cuota de responsabilidad tienen los juristas cubanos?

Néstor: El abogado que ejerce sus funciones de asesor jurídico en una entidad económica está llamado a ejercer un papel protagónico porque tiene que ponerse en el centro de cualquier decisión que se vaya a adoptar que tenga que ver con el cumplimiento de la ley, tiene que tener un papel protagónico en la concertación y formalización del contrato desde la etapa inicial. No siempre las administraciones tienen conciencia de hasta qué punto es importante el papel del abogado en todas las etapas de concertación del contrato, y se obvia en muchas ocasiones la participación en esas etapas, y el abogado, por lo general, recibe el resultado de lo que ya se negoció, o lo que ya se concertó en el contrato, y a esas alturas en muchas ocasiones es imposible corregir defectos que pueden traer efectos en el futuro. Entonces, el congreso de los juristas cubanos llamó a que los asesores jurídicos, los abogados, los jueces, los fiscales , todos los que están inmersos en la tarea de hacer cumplir la ley, tengan un papel más activo en el rescate de la institucionalidad, que no es más que el rescate de la organización estatal que está regida por normas, y si no se cumplen esas normas estamos abocados a tener fracasos en el futuro.

Periodista :De ahí que se imponga el cambio de mentalidad al que ha llamado en reiteradas ocasiones nuestro Presidente, General de Ejército Raúl Castro, en todos los que tienen que ver con el ejercicio de la legalidad.

Néstor: Es importante que todos los juristas reflexionemos, y que todos los que tienen que ver con la función de juristas reflexionemos que cuando se está llamando a un cambio de mentalidad incluye nuestro propio cambio de mentalidad, si todos no hacemos y vemos como que el asunto está en el otro y no está en mi, no vamos a obtener resultados. El mensaje es claro, todos tenemos que cumplir con la función que nos corresponde, todos tenemos que cambiar mentalidades y contribuir a que se cambien mentalidades, o sea, cambiar la nuestra, y hacer que las otras mentalidades también cambien en este sentido. El asesor jurídico viene a ser el garante del cumplimiento de la ley, y cuando hay garantía en el cumplimiento de la ley, hay garantía en el respeto a las instituciones, y cuando hay respeto a las instituciones, hay respeto a la institucionalidad.

Videos


Artículos Relacionados