Denuncian impacto del bloqueo estadounidense en las mujeres cubanas

NACIONES UNIDAS.— Cuba denunció este lunes en Naciones Unidas que el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos constituye la principal afectación para el desarrollo y el bienestar de las mujeres de la isla.

Esa medida unilateral que Washington aplica desde hace más de medio siglo representa un acto genocida y de violencia que padecen las mujeres y niñas cubanas, afirmó el diplomático Jairo Rodríguez en la Tercera Comisión de la Asamblea General de la ONU, encargada de los asuntos sociales, culturales y humanitarios.

 

De acuerdo con el funcionario de la Cancillería cubana, el cerco se traduce en el mayor obstáculo para el progreso de las féminas en el país caribeño, donde las sanciones norteamericanas han dejado pérdidas por un billón 112 534 millones de dólares y un daño humano incalculable.

 

La eliminación de la violencia contra las mujeres y niñas requiere la erradicación de todas las medidas coercitivas unilaterales, ad­virtió en una sesión dedicada a evaluar los avances de ese sector poblacional en el planeta.

 

Rodríguez recordó que el próximo 28 de octubre la comunidad internacional tendrá una vez más la oportunidad de rechazar el bloqueo, cuando la plenaria de los 193 miembros de Naciones Unidas vote un nuevo proyecto de resolución sobre la necesidad de poner fin al cerco de la Casa Blanca.

 

 Ante la Tercera Comisión, el diplomático también denunció el sufrimiento de las madres, esposas e hijos de los tres antiterroristas cubanos que permanecen encarcelados en prisiones estadounidenses.

 

Gerardo Hernández, Antonio Guerrero y Ramón Labañino fueron detenidos en 1998 junto a Fernando González y René González, quienes regresaron a la isla después de cumplir sus condenas, por el seguimiento a grupos que desde el sur de Florida organizan, financian y ejecutan acciones violentas contra la mayor de las Antillas.

 

En su intervención, expuso que Cuba, un pequeño país en desarrollo, cumplió los objetivos del milenio y superó algunos de ellos, metas entre las cuales está la promoción de la igualdad de género y el empoderamiento de las féminas.

 

“Fue el primer país en firmar y el segundo en ratificar la Convención sobre la Elimina­ción de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer. Las cubanas acceden al ámbito público en igualdad de condiciones que los hombres y contamos con un Plan de Acción Nacional de seguimiento a la IV Conferencia Mundial de la ONU sobre la Mujer, que ha tenido tres procesos internos de evaluación”, dijo.

 

Rodríguez también destacó el pleno acceso a la salud y la educación, la reducción de la mortalidad infantil hasta 4,2 por cada mil nacidos vivos —a la altura de los estados ricos— y el incremento de la esperanza de vida, que alcanzó 80 años.

 

A nivel internacional subrayó que pese a algunos avances resta mucho por hacer para superar la exclusión, la discriminación y la violencia que azotan a las féminas. (PL)

Videos


Artículos Relacionados

Variados