El camino del saber

Más de un millar de estudiantes de todas las enseñanzas en Jaruco llegarán a las aulas el venidero tres de septiembre, comprometidos con el futuro para llegar a ser hombres y mujeres de bien.

Libros, libretas y cuadernos de manos de los discípulos transmitirán conocimientos a las actuales generaciones, pero al apego al estudio es solo la garantía para descubrir nuevos horizontes.

 

Este será un curso escolar como muchos otros en el que la escuela, la familia y la comunidad serán la trilogía para educar a los niños y jóvenes en el verde caimán. Esos para quienes trabajamos y son nuestra razón de ser, porque como expresara el Más Universal de los cubanos, nuestro José Martí “los estudiantes son el baluarte de la libertad y su ejército más fuerte”.

 

Cada escuela pronto acogerá a sus hijos como una madre que anhela enseñarles, a leer, escribir, y guiarlos por la vida con nuevas herramientas que trazarán su destino.

 

Juntos de la mano maestros y alumnos transitarán el camino del saber, del amor y la hermandad, como garantía segura de que la educación “es la dignidad plena al culto de los hombres”.

 

Un nuevo curso escolar llama a la puerta. Se avecina el colorido de los bellos uniformes que desandarán las calles de Jaruco este tres de diciembre.