¿Qué sucedía en Jaruco en medio de la Constitución de 1940?

Nuestra nación vive ahora un presente decisivo con la consulta popular del Proyecto de Constitución de la República de Cuba y realizamos este proceso en medio de una realidad totalmente diferente a la Cuba que existía antes del primero de enero de 1959.

 


constitucion-1940-cubaAún cuando estamos seguros de nuestras conquistas, estimo que resulta imprescindible repasar momentos trascendentales de la historia Patria para comprender cuán importante es apoyar esta causa revolucionaria. Por eso, hoy le propongo un recorrido por la primera mitad del pasado siglo, cuando en nuestro país se aprobó la Constitución de 1940.

 


Según documentos oficiales de la época la entonces Ley de Leyes había sido promulgada el primero de julio de ese año en Guáimaro, Camagüey, y se inspiró en la constitución española de 1931. La Carta Magna estaba dividida en 19 títulos y 286 artículos.


Para crearla fue formada la Asamblea Constituyente, que estaba integrada por 72 delegados hombres y tres mujeres, 35 representando el gobierno y 41 a la oposición, que fueron elegidos democráticamente, tras años de “generales y doctores”, intervenciones directas e indirectas de los vecinos del norte, la violencia política, una dictadura, una revolución y un creciente militarismo.


Sin embargo para la aprobación de la Constitución de 1940 el pueblo cubano tuvo que luchar fuertemente y en el municipio de Jaruco y sus alrededores se realizaron constantes acciones en apoyo al importante documento.


Varios fueron los jaruqueños que apostaron por la progresista Constitución entre ellos, José Ravelo, Julio Cubillas, Albeo Rodríguez, Modesto Álvarez y Antero Regalado.


También campesinos de las zonas de Trinidad y San Miguel de Casanovias se manifestaron a través de reuniones, mítines, asambleas, manifiestos, escritos y lemas. Según la investigadora Damaris Arencibia Villagarcía, las juntas realizaban distintas labores con el fin de vender bonos para obtener dinero, que se emplearía en la construcción de la emisora “Mil Diez” y el periódico “Hoy”. Además aquí en Jaruco se organizaron veladas culturales con el objetivo de recaudar fondos en las zonas campesinas donde estaba creada la Federación y allí  cantaron punto guajiro El Indio Naborí y Angelito Valiente.


En Jaruco continuaba ejerciendo como alcalde, Alberto Fernández Barberá y bajo su gobierno iniciaron los desalojos y una oleada de despidos, contándose entre 63 y 73 familias de Peñas Altas que fueron a refugiarse a Majana.


También el Partido Comunista en Jaruco también estuvo sometido a una constante campaña de mentiras e infamias, con el fin de desacreditarlo ante los trabajadores y el pueblo, de modo que los debates en la Asamblea Constituyente, fueron una ocasión magnífica para dar a conocer a sus líderes y su programa revolucionario.


Sin duda, el carácter progresista de la Constitución de 1940 se debió a la lucha unida de los sectores democráticos de la sociedad cubana y por supuesto que desde este terruño también se abogó por una sociedad más justa y equitativa. Claro que…  un aliento de justicia sopló sobre el maltratado pueblo al ser promulgada y puesta en práctica, aliviando de hecho, las tensiones sociales.

Videos


Artículos Relacionados