Constitución de la República, un instrumento en defensa de nuestros derechos

A inicios de esta semana la cadena multinacional TeleSur, realizó de manera exclusiva una entrevista al Presidente de los Consejos de Estados y de Ministros, Miguel Díaz Canel Bermúdez, en la que el mandatario disertó sobre la realidad cubana y manifestó nuestra porfía de mantenernos rumbo hacia un Socialismo próspero y sustentable.

Precisamente para alcanzar tales metas es necesario realizar uno de los procesos más importantes de los últimos años en este país. ¿Y usted sabrá a qué me refiero, por supuesto? A la actual consulta popular sobre el Proyecto de Constitución de la República de Cuba; proceso que se nutre de la opinión y el análisis del pueblo.

 

Sin embargo, aún cuando casi la mitad de los ciudadanos que vivimos en la Isla ya debatimos la nueva propuesta de la Carta Magna, todavía muchos se cuestionan: ¿por qué hacer una Reforma Constitucional… ahora?

 

Pues, aquí hay una cuestión lógica, corren nuevos tiempos; nuestra sociedad cambia y por ende la nueva Ley de Leyes debe de establecer las transformaciones socioeconómicas realizadas en el país en todos estos años, tal y como lo reflejan los acuerdos aprobados en el Sexto y Séptimo Congresos del Partido Comunista de Cuba.

 

A lo anterior, recientemente la Agencia Cubana de Noticias dedicó una de sus publicaciones a responder tan acuciosa interrogante, y refería que: ¨En el actual escenario de cambios, también resulta esencial reconocer otras formas de propiedad, además de incorporar al texto constitucional contenidos de tratados y protocolos internacionales que en materia de derechos de los ciudadanos fueron suscritos por Cuba en los últimos años, bajo el precepto de igualdad entre las personas, sin discriminación de ningún tipo.¨

 

Por otra parte señalaba la ACN: ¨Se trata de cambiar la Ley suprema del país para tener un Estado y Gobierno más funcional y moderno que vaya a la par de los cambios en la nación, contemplados en los documentos aprobados por el Partido Comunista de Cuba: Conceptualización del Modelo Económico y Social Cubano de Desarrollo Socialista, las Bases del Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta el 2030 y los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución.¨

 

¿Seguramente ahora, usted habrá comprendido la importancia de modificar la actual Ley de leyes y realizar una Reforma constitucional, cierto?

 

Para que entienda mejor. Tan sencillo como que dos más dos es igual a cuatro. Vivimos una nueva era y además de lograr, por ejemplo, la informatización de la sociedad cubana, también debemos entender que hay principios éticos, cívicos y morales que son inviolables, como el respeto a la igualdad de género, la raza, o la religión. Que nos amparan derechos como ciudadanos, que se vela por las vidas de niños y niñas, mujeres, ancianos, discapacitados; y por tantos y tantos aspectos que justamente donde deben estar reflejados son en nuestra Constitución de la República, esa que precisamente estamos defendiendo y construyendo.

 

No se trata de asistir a la reunión del barrio a analizar el Proyecto de Constitución, solo por cumplir. No me refiero a sentarnos en el centro de trabajo porque estamos obligados, ni mucho menos por forzar a estudiantes a lanzar una pregunta perfectamente redactada. Ahora se trata de poner la palabra sobre el papel blanco para enriquecer ese documento que nos protege como personas, como ciudadanos cubanos.

 

Es preciso entonces levantar la mano, pedir la palabra y ratificar que; ¨!Con esta Constitución también… Hacemos Cuba!¨