“Haciendo historia”

Desde el pasado 13 de agosto el pueblo cubano comenzó a construir la  aprobación de la Constitución de la República de Cuba, a partir del debate  que hoy se da a lo largo del país. Se aclaran dudas, se sugieren modificaciones, se pulen las propuestas que surgen en  las consultas populares, pero sobre todas las cosas hoy en Cuba se está haciendo historia.

 

 Abel Hernández (profesor de Historia): “El proceso que se lleva a cabo actualmente en nuestro país con relación a la aprobación de la Carta Magna de la República de Cuba en mi criterio es muy importante porque le da la posibilidad a la población de ejercer su pleno derecho a opinar. En casi todas las constituciones del mundo se habla de que el poder reside en el pueblo y a la hora de la verdad no se ve tal poder democrático, sin embargo, en estos debates que hoy se realizan en Cuba vemos como la nueva constitución es avalada por el pueblo. Hoy por hoy se le está dando la oportunidad al pueblo de cambiar y de transformar esa Constitución de manera soberana, y después al final según su voto puede aprobarla o no. Creo verdaderamente que hoy en Cuba se está haciendo historia porque además en mi concepto esta es una de las constituciones más amplias del mundo. Considero además muy positivas las asambleas que se están llevando a cabo en cada uno de los barrios, de los CDR, de los concejos populares, municipio y provincias del país, porque esto refrenda una vez más que nuestro sistema es 100 % democrático”

 

Manuela Portales (profesora de Historia): “Este proceso es puramente democrático ya que nuestro pueblo tiene acceso así a participar en el gobierno de la nación. Yo considero y valoro esto como algo grandioso que solamente se da en un país como Cuba que es un país socialista, un país con todos y para el bien de todos como dijera en algún momento nuestro Héroe Nacional José Martí. Yo verdaderamente estoy muy contenta porque nuestro pueblo, el cuartel de Fidel sabe lo que quiere, conoce la constitución, y esta es una constitución de hechos no de palabras, es una constitución que tiene en su primera parte el anhelo de que la ley primera de la república sea el culto de los cubanos”

 

Hoy sabemos que lo que está ocurriendo actualmente en Cuba no tiene equivalente en el mundo, es un ejercicio espontáneo de democracia, donde el pueblo está participando en el ordenamiento jurídico, económico, político y social, que regirán la sociedad en el presente y el futuro