Nuestras conquistas a pesar del bloqueo

“El bloqueo es un acto soberbio e inculto”, así lo expresó nuestro canciller Bruno Rodríguez Parrilla y de ese modo lo ratifica el pueblo de Cuba. Ejemplos para citar al respecto existen en cada barrio, en cada escuela, en cada hospital de nuestro país.


Aislar, incomunicar con el exterior, son parte de las acciones que el gobierno de Estados Unidos ejerce contra Cuba desde hace casi sesenta años. Su propósito es uno: ahogar a nuestro pueblo y llevarlo a claudicar de su decisión de ser soberano e independiente.


Si bien es cierto que con el bloqueo se presentan para Cuba afectaciones severas a la salud, la educación, la biotecnología, el transporte, las telecomunicaciones entre otras, también podemos afirmar que a pesar de ello hemos alcanzado grandes conquistas.


Cuba es el único país del mundo donde la vida de enfermos, incluyendo niños, puede correr peligro de muerte por falta de medicamentos específicos de procedencia norteamericana, pero no por ello nos hemos cruzado de brazos.


La creación de centros altamente especializados para el tratamiento de enfermedades en ocasiones con técnicas únicas en el mundo, ha sido una línea de desarrollo importante en la investigación médica cubana, donde por mencionar sólo alguno, se destaca el Centro de Restauración Neurológica con técnicas y medicamentos nacionales que hoy se aplican en muchas otras partes del mundo.


Un hecho trascendental del Sistema Cubano de Salud, sin referir los aportes internacionalistas de decenas de médicos, profesionales y técnicos de la salud cubanos, es la atención en Cuba a miles de personas a través de planes internacionales de Servicios Médicos.


En materias de educación, Cuba se ve afectada en la compra de artículos escolares y en el mantenimiento de la red escolar, así como en el intercambio de información científica, cultural y deportiva.


Ello tampoco resulta un impedimento para garantizar una educación gratuita y de calidad. Nuestro país  proporciona cuantiosos recursos financieros para que ese derecho conquistado, que es la educación, sea una realidad a pesar del bloqueo.


La política norteamericana hacia Cuba es genocida, es el principal obstáculo al desarrollo económico y social de Cuba y constituye una violación evidente, masiva y sistemática de los derechos humanos de todo un pueblo y un incumplimiento al derecho a la paz, el desarrollo y la seguridad de un Estado soberano.


La Revolución, en respuesta, desarrolla la educación, la cultura, el deporte y el bienestar integral del pueblo. Esas son nuestras mayores conquistas.

Videos


Artículos Relacionados