Dicen que era hijo de Dios.

Dicen que era hijo de Dios. Garantizó que la historia lo absolvería y así fue. Se convirtió en el hombre más justo, en el más aclamado, en el más sabio, en el que se las ingenió para unir a millones, incluso, a quienes no pensaban como él.


Fidel-CatsroLa noche del viernes 25 de noviembre sin saberlo extendía sobre Cuba un manto de duelo. Partía el líder hacia otras tierras; Fidel nos dijo adiós, y del modo más triste, casi se despedía el año 2016.


Por dos ocasiones noviembre le dijo adiós: una, la partida desde Tuxpan hacia Cuba en 1956 junto a 81 expedicionarios en el Granma; otra, el “Hasta siempre” de la patria que lo formó y lo colocó como guía de este pueblo.


Cada cubano dentro y fuera del país sintió aquella muerte. Nos quedamos deseosos de su voz, su fuerza, su abrigo intelectual y moral, su estatura impresionante, su imagen conmovedora, sus valiosos consejos.


Siempre quisimos mucho más. Nos consuela sentirnos cautivados por sus ideas y su historia, por su pensamiento y acción, por sus hazañas y proezas.  Para los cubanos el tiempo con Fidel no fue suficiente, pero vendrán muchísimas horas para él de parte nuestra porque lo veneramos, lo admiramos y siempre lo tenemos presente. NO murió, no se fue, sigue junto a nosotros.

Videos


Artículos Relacionados