Médicos cubanos lograron una relación familiar con brasileños

La Habana, 27 nov (PL) Los galenos cubanos lograron en Brasil una relación muy cercana con sus pacientes, quienes no conocían una experiencia similar, afirmó hoy aquí el colaborador Juan Antonio Reyna tras cumplir dos años y dos meses en el programa Más Médicos.

 

De regreso a la isla después de la decisión del Ministerio de Salud Pública (Minsap) de no seguir participando en el programa, ante la postura agresiva del presidente electo brasileño, Jair Bolsonaro, el cooperante de la provincia de Cienfuegos compartió con Prensa Latina sus vivencias y su opinión sobre el impacto de la conducta del político ultraderechista.

 

Cuando fuimos por última vez al puesto de salud donde trabajábamos en el municipio de Sorocaba, ubicado a unos 100 kilómetros de Sao Paulo, las embarazadas y los pacientes lloraban porque querían a su médico cubano, nosotros éramos los únicos que no poníamos una mesa por delante de ellos y los tratábamos como familia, señaló.

 

Reyna, graduado hace 30 años, precisó que en ese territorio prestaban servicio 18 galenos de la isla, la mayoría de los que allí formaban parte de Más Médicos, una iniciativa creada en 2013 por la entonces presidenta, Dilma Rousseff, con el objetivo de llevar la atención a las comunidades más pobres e intrincadas.

 

'En ese puesto, solo quedó un médico, a quien no debe quedarle mucho tiempo, porque se graduó en Bolivia y seguro tiene que someterse también a la reválida adelantada por el presidente electo', advirtió.

 

Bolsonaro pretende imponer cambios al programa coordinado con la Organización Panamericana de la Salud, obligando a los cubanos a revalidar el título y a utilizar la contratación individual como única vía, condicionamientos que violan lo acordado, los cuales junto a las agresiones verbales contra Cuba llevaron al Minsap a anunciar el 14 de noviembre que no seguirá participando en la iniciativa.

 

Se trata de amenazas y de palabras irrespetuosas, con la mala intención de ignorar la historia, esa que reconoce la solidaridad de los médicos cubanos en más de 100 países, con misiones muy complejas como la lucha contra el ébola en África, denunció el colaborador.

 

De acuerdo con Reyna, la hostilidad injustificada de Bolsonaro es la única responsable de que decenas de millones de los brasileños más pobres queden sin asistencia de salud y sin el cariño y el tratamiento familiar de los especialistas de la isla.

Un presidente que solo piensa en el dinero y no le interesa su pueblo no puede entender que somos los médicos de Fidel Castro, quien promovió una formación basada en la solidaridad y en salvar al mundo de las grandes miserias, subrayó.

Videos


Artículos Relacionados