La riqueza vendrá del trabajo

«No podemos resolver problemas usando el mismo tipo de pensamiento que usamos cuando los creamos».
                                        Albert Einstein

 

Con el inicio de año no son pocos los planes que hacemos en lo personal y un motivo nunca falta: tener prosperidad.

 

El denominador común para alcanzar esa meta transita por disponer de más recursos, incluidos los monetarios, en aras de satisfacer las necesidades crecientes y más calidad de vida. Y eso, salvo contadas excepciones, solo vendrá del trabajo, y de que los empeños individuales y colectivos estén dirigidos a desarrollar la economía.

 

Como ha reiterado el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, esa batalla sigue siendo la tarea fundamental y también la más compleja, en función de la cual hay que activar todas las potencialidades para producir más y con eficiencia, «lo único que nos permitirá crecer, por encima de las afectaciones climáticas y la tensión financiera».

Vuelve a proyectarse un incremento discreto de la economía para el actual año, cuyo basamento es un plan cumplible, con correspondencia entre las necesidades de financiamiento y el balance de los recursos de que el país dispone, según los expertos. Pero esa táctica trasciende en el tiempo, dado que busca generar las condiciones que garanticen una dinámica superior de ascenso en los años venideros, en tanto los proyectos y programas a seguir ampliando y otros que se incorporen, están definidos dentro del Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social para el 2030.

Por lo tanto, si se desatan los nudos que frenan a las fuerzas productivas, si estas identifican y explotan a cabalidad las reservas y cada quien realiza lo planificado desde su puesto, incluidos los de dirección, entonces al concluir el 2019 el balance será, al menos, como se pronosticó en la reciente sesión ordinaria del Parlamento.

LOCOMOTORAS DE LA ECONOMÍA

Hay mucho por hacer, pero en qué dirección moverse para lograr los objetivos previstos se encuentra bien definido. No por gusto la estrategia para la zafra 2018-2019 ya dio sus primeros frutos: antes de concluir diciembre se sobrecumplió la denominada zafra chica, con un récord en su haber.

Fueron 250 000 toneladas de azúcar producidas con eficiencia, lo cual debe imprimir la pauta hasta que concluya la campaña, cuando se aspira a completar 1 760 000 toneladas. Constituiría un total éxito de los trabajadores agrícolas, industriales y de apoyo a este sector estratégico para la economía, no solo por la fabricación del dulce grano, sino también debido a su capacidad de generar ingresos líquidos, la producción de alimento animal y de derivados, así como el aporte a la generación eléctrica a partir de biomasa.

La actual contienda tiene que marcar el crecimiento sostenido en la producción azucarera, lo cual implica que, de forma paralela a su realización, deben estarse creando las condiciones con vistas a asegurar  el correcto desenvolvimiento de las actividades agrotécnicas que permitirán llevar a cabo el necesario ciclo productivo.
 
La actual contienda tiene que marcar el crecimiento sostenido en la producción azucarera. Foto: Julio Martínez Molina


Eficacia y eficiencia en el proceso inversionista

 

No siempre estos indicadores andan juntos e incluso hay quienes desdoran o desconocen las implicaciones de cada uno. Ante esas situaciones siempre recuerdo una de las clases con el Dr. C. Hugo M. Pons Duarte, en las que definía a la eficiencia económica como la «expresión de la racionalidad determinada por la obtención de resultados cada vez mayores con un gasto menor de recursos...», y a la eficacia, como el «grado de realización de los objetivos, metas y fines trazados, que se concreta a través del plan en sus diferentes instancias y en los distintos escenarios».

 

Con estas precisiones no caben dudas de que en el 2019 urge que ambas categorías se concreten en el proceso inversionista, a fin de que este sea capaz de cubrir con su rendimiento los financiamientos otorgados y respalde los planes priorizados.

 

En función de dicho propósito, el Presupuesto del Estado aprobado en diciembre por la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP) asigna más de 4 000 millones de pesos a los principales programas sociales e inversiones que, acoto, conllevan un aumento de las capacidades constructivas tanto en recursos humanos como materiales, por ejemplo, el cemento.

 

De esa forma se respaldan la ­construcción, conservación y rehabilitación de viviendas, la recuperación y desarrollo del ferrocarril, las obras viales y otras de infraestructura, entre ellas, las que se realizan en la Zona Especial de Desarrollo Mariel.

 

Continúan las inversiones en parques eólicos y fotovoltaicos y este año deben comenzar a materializarse las relacionadas con la generación a partir de biomasa en bioeléctricas, un espaldarazo a la proyección de cambio de la matriz energética y el incremento en el uso de las fuentes renovables de energía, lo que tiene un doble propósito, en tanto forma parte de las acciones del Plan de Estado para el enfrentamiento al cambio climático, Tarea Vida, cuya ejecución tiene un carácter integral y progresivo.

 

Vale destacar que parte de esos proyectos se llevan a cabo con variantes de inversión extranjera, aunque la ciento por ciento foránea todavía resulta insuficiente. Su crecimiento permanece entre las prioridades, en aquellos sectores generadores de beneficios e imprescindibles para el desarrollo económico del país.

 

La planta hotelera ha seguido incrementándose y este año deben entregarse más de 4 000 nuevas habitaciones. El hincapié para los polos turísticos de La Habana, Varadero, la cayería norte y Holguín.

 

Este sector estratégico, uno de los más dinámicos y de mayor impacto en la economía, está comprometido a reeditar este año el récord de visitantes extranjeros y a fortalecer las condiciones que propicien el crecimiento de los indicadores con menos gastos, más ahorro y sustitución de importaciones.

 

Lo mío primero

Las bases sobre las que se sustenta el plan de 2019 obligan a potenciar al máximo la industria nacional, hecho definido en los documentos programáticos del Partido y una de las esencias del nuevo modelo económico y social que construimos.

 

Sustituir importaciones, a partir del mayor aprovechamiento de las capacidades existentes en el país, y elevar los niveles de encadenamiento productivo de la economía en general, deben ir aparejados a la mayor racionalidad en las decisiones de importación y otros gastos en divisas. Claro, calidad y precio de los productos locales no pueden erigirse en barrera, más bien deben ser el espejo que multiplique experiencias y ganancias para todos.  

 

Política de la vivienda

 

Esperada y abarcadora. Así es la Política de la vivienda que se implementará a partir de este año para la recuperación del déficit habitacional en Cuba en una década, priorizando en el primer lustro las afectaciones climatológicas y las condiciones precarias.

Intensa se avizora la experiencia, que parte de dos ejes fundamentales: crecimiento exponencial en la producción local de los materiales de construcción y en la participación popular, si bien un porcentaje de los inmuebles serán edificados con diferentes sistemas constructivos que se fabrican industrialmente en empresas estatales.


La Política de la vivienda que se implementará a partir de este año para la recuperación del déficit habitacional en Cuba en una década es otro de los retos. Foto: Vicente Brito

EN CIFRAS

929 695 déficit habitacional
527 575 viviendas a construir en diez años
402 120 viviendas a rehabilitar en diez años

 

Sin inventos

La gestión eficiente de los inventarios, en pos de garantizar el mayor nivel posible del plan clasifica entre las tareas a cumplir sin ambages y las cifras al cierre de diciembre último así lo atestiguan.

Existen entre 24 000 y 25 000 millones de pesos en inventarios, que representan alrededor del 25 % del Producto Interno Bruto (PIB) a precios corrientes.

 

De ahí que rebajar este año el 2 % de la relación entre inventarios y el pib, puede aportarle 400 millones de dólares a la economía.
 
Obligaciones dentro y hacia fuera

Documentos consultados hacen énfasis en lo impostergable de avanzar en el incremento de los ingresos por exportaciones y la inversión extranjera, así como acceder a recursos externos mediante créditos de mediano y largo plazos.

 

A pesar del crecimiento en las inversiones con capital extranjero, por varias razones aún distan del puesto a ocupar respecto a la inversión total de la nación, y la intención en este 2019 debe dirigirse a eliminar los factores de carácter subjetivo y organizativo que limitan las exportaciones y el uso de los créditos y la atracción de capital foráneo.

 

Igualmente será importante para la economía aumentar los ingresos por ventas al exterior y garantizar su cobro, además del fomento y la diversificación de las exportaciones de bienes y servicios, lo cual se traduce, por ejemplo, en rescatar antiguos rubros e identificar nuevos pro­ductos.

 

Los debates de las comisiones permanentes de la ANPP previos a su sesión ordinaria de la IX Legislatura fueron una de las vías para definir lo que hoy constituye obligación para cumplir el plan y sentar las bases que en disciplina y organización requiere la economía: el cumplimiento de los aportes al Presupuesto del Estado.


Para eso es perentorio aumentar la efectividad en el uso de los inventarios, lograr los rendimientos aprobados en los programas inversionistas; emplear la contabilidad como herramienta de dirección y explotar las reservas de forma general.

Un llamado especial es el de elevar la eficacia en el cobro de los tributos.Igualmente se hacen necesarios la racionalidad y el control en el empleo de los recursos materiales y financieros, además de la gestión eficiente de las cuentas por cobrar y pagar.
El Gobierno cubano continuará con el avance en la política de informatización de la sociedad. Foto: Ismael Batista Ramírez


Informatización de la sociedad

El Gobierno cubano continuará con el avance en la política de informatización de la sociedad que, por su dimensión, ocupa un lugar privilegiado en la implementación de nuestro nuevo modelo económico y social.

 

Vista como un proceso transversal a los propósitos económicos, ideológicos y sociales, resulta además un facilitador para la participación de la población en la toma de decisiones, como ha reiterado el Presidente cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

Desarrollo Local

 

Los ingresos planificados por la contribución territorial para el desarrollo económico y social de los municipios ascienden a 1 358 millones de pesos, con una proyección de crecimiento del 15 %. Es objetivo lograr un balance que permita la ampliación de proyectos productivos, de los cuales deriven ganancias, empleos, encadenamientos y otros resultados que contribuyan a la reproducción ampliada de la economía, sin dejar de atender los programas de índole social.

 

PRECISIONES

 

Para alcanzar en el 2019 una tasa de crecimiento de la economía del 1,5 %, se precisa trabajar con intencionalidad, de forma mancomunada, sin empirismo y con protagonismo de las estructuras de gestión económica.

 

Este año los ingresos brutos deben ascender un 4 %, con el papel preponderante para el sector estatal (85 %), lo cual ratifica su rol principal en la economía. Los aportes de las formas de gestión no estatal aumentan un 16 % y participan un 13,3 % en el total de ingresos.

 

Se estima el incremento en un grupo de sectores de la economía que tienen un impacto directo en el área productiva: la agricultura, la ganadería y la silvicultura, la industria azucarera, la construcción, el comercio, el transporte y las comunicaciones.

Este año, el 5,41 % del total de la generación de energía del país debe ser por la generación con fuentes renovables.

FUENTES:

Ley del Presupuesto del Estado para el 2019.
Dictamen de las comisiones de Asuntos Económicos y Asuntos Constitucionales y Jurídicos sobre el Proyecto de Ley del Presupuesto del Estado para el año 2019.
Discurso pronunciado por Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, en la clausura del Segundo Periodo Ordinario de Sesiones de la IX Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Videos


Artículos Relacionados