¿Por qué el Sí?

¿Por qué el Sí? La pregunta base que da pie a este comentario, es el significado de darle un Sí al proyecto de Constitución cubana este 24 de febrero de 2019.


No se trata, simplemente, de validar una ley de leyes más para sumarla a la lista de tan importantes documentos del país, sino de concientizar que aprobar esa Carta Magna, en específico, es abrirle las puertas al único sistema que piensa en las mayorías.


Cuando decimos que la afirmación en el referendo defiende la continuidad, referimos precisamente eso, la aprobación de un gobierno humanitario que durante 60 años su preocupación mayor es su pueblo.


Una Constitución distinta, hija de otra dirección gubernamental en el territorio, no hablaría de derechos a los niños, jóvenes, mujeres, anciano, sino apoyaría a las minorías para aumentar su poder de explotación a las grandes masas.


¿Se imagina usted amigo radioyente, una constitución capitalista hablando de educación y salud para todos, construcción de obras sociales y servicios populares? La esencia de ese sistema es incompatible con tales dividendos.


Hoy sabemos que tenemos grandes dificultades en el ámbito nacional, una por la crisis mundial, otra por un bloqueo yanqui que existe pese a quienes se empeñan a negarlo y muchas otras que  atentan con la identidad de nuestra isla, pero la nueva Constitución refleja principios socialistas, es benefactora de la población, redactada con una esencia colectiva, de beneficio popular y con gratuidades negadas en otras partes.


No nos confundamos, no vamos a votar para perpetuar las dificultades que pueden ser objetivas o subjetivas, sino para preservar una política de sensibilidad, cuando se refiere al pueblo, aquella que medita sobre el bienestar de los hombres y mujeres e incluye la justicia.


El próximo 24 de febrero, los ciudadanos con derecho al voto, podrán ejercer el sufragio para respaldar la nueva Carta Magna cubana, una Constitución moderna que nace como fruto de un histórico ejercicio de construcción colectiva.


El conocimiento nunca debe faltar, así como el significado del Sí en la Constitución, para el futuro de Cuba.

Videos


Artículos Relacionados