Los títulos están en nuestros puños

VERACRUZ.— Por segunda noche consecutiva en las jornadas de semifinales los pugilistas cubanos salen sin la sombra de un revés en el ring montado para el torneo de boxeo de los XXII Juegos Centroameri­canos y del Caribe, que se celebran en esta ciudad.

El World Trade Center ha sido testigo de la clase de los boxeadores campeones de la pasada Serie Mundial y uno de ellos, Yosbany Veitía en el peso mosca, los 52 kilogramos, dio una verdadera disertación frente al venezolano Eduard Bermúdez.

 

“Me he preparado bien para esta competencia, pero muy especialmente de cara a este combate, pues él ya me venció una vez, en el 2011, en los Juegos del ALBA y honestamente no me quedé conforme con aquello. Luego, en el clasificatorio de estos Jue­gos, nos enfrentamos en República Domi­nicana y lo vencí. Sin embargo, es de cuidar y estoy satisfecho de derrotarlo por segunda vez consecutiva”, dijo el pequeñito Veitía.

 

Jeyvier Cintrón, el puertorriqueño de esa misma división había declarado antes de llegar aquí que sería el campeón de los Juegos, sin embargo, “no contó conmigo y mira, ni siquiera pudo llegar porque el colombiano lo dejó en el camino de las semifinales”, apuntó.

 

El púgil de Colombia al que se refirió el cubano es Ceiber David Ávila, vencedor del boricua por decisión de 2-1. Ante ese cambio de rival en la final, Veitía comentó: “Hay que hacer las cosas bien en el cuadrilátero ante Ávila, es un peleador de experiencia, sube a fajarse, de manera que habrá que boxearle con inteligencia y mucho ritmo para quitarle la iniciativa que siempre intenta tener. Yo me siento muy bien, y le digo al pueblo y a la delegación que tengan confianza, no solo en mí, sino en todos los que estamos en la final. Los títulos están en nuestros puños”.

 

El resto del cartel fue testigo de cómo Lázaro Álvarez, en los 60 kg, y Roniel Igle­sias, en los 69 descendieron del ring con votaciones unánimes sobre el venezolano José Díaz y el mexicano Marvin Cabrera, respectivamente mientras en los 81 Julio César la Cruz despachó antes del campanazo final al también anfitrión Rogelio Rome­ro, al igual que Yohandi Toirac, en más de 91, quien cerró a lo grande, con KO al venezolano Edgar Muñoz en el primero.

 

Autor: Oscar Sánchez Serra, Enviado especial | Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.