Insiste Díaz-Canel en la necesidad de realizar diagnósticos que aporten al desarrollo del país

CIEGO DE ÁVILA.—Miguel Díaz-Canel Ber­múdez, primer vicepresidente de los Con­sejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba, hizo énfasis en esta provincia en la realización de diagnósticos co­he­rentes en los procesos educacionales, productivos y de la comunicación, que tengan en cuenta las necesidades y potencialidades de cada territorio para que aporten al desarrollo económico y social del país.

 

Tal idea tuvo una favorable repercusión en los intercambios que sostuvo con directivos de los medios de difusión masiva, la Aso­ciación de Comunicadores Sociales, y los alum­­­­nos y profesores de la universidad avileña Máximo Gómez Báez, donde conoció de las ventajas de la unificación de los centros de educación superior, a solo cinco meses de iniciado en el territorio.

 

En la casa de altos estudios, el miembro del Buró Político hizo profundas reflexiones sobre el proceso de informatización de la sociedad cubana y la formación de profesionales que cultiven el altruismo y el patriotismo, como garantía de la continuidad de la Revolución.

 

También se refirió a la extensión de la universidad hacia las comunidades, como una de las vías más directas de intercambio con los distintos sectores de la sociedad. “Hay que darle valor  al extensionismo, porque ayuda en la formación de mejores profesionales y en la transformación de la sociedad”, enfatizó.

 

Acompañado por Rolando Alfonso Bor­ges, jefe de Departamento del Comité Cen­tral del Partido; por Félix Duarte Ortega, primer secretario del Partido en Ciego de Ávila, y Raúl Pérez Carmenate, presidente del go­bierno en la provincia, recorrió áreas del central Ciro Redondo, destacado en la actual zafra azucarera, contienda en la que la provincia marcha bien, con un aporte de más de 16 000 toneladas por encima de lo programado hasta la fecha.

 

El primer vicepresidente cubano también visitó la empresa agroindustrial Ceballos y conoció del amplio plan inversionista para el desarrollo de esa industria, en plena faena productiva, en tanto debe procesar unas 35 000 toneladas de tomate en la actual campaña.

 

Allí recorrió los sistemas de tratamiento de agua y las distintas líneas productivas, que el pasado año reportaron ingresos superiores a los 150 millones de pesos por concepto de producción mercantil.

 

Esta industria es sometida desde el 2012 a un amplio proceso inversionista, destinado en lo fundamental a la ampliación de las capacidades y a la modernización de los sistemas tecnológicos.


Autor: Ortelio González Martínez | Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.