Sombras en la Cumbre

La Séptima Cumbre de las Américas en Panamá es el suceso político más publicitado por estos días. La prensa centra su atención entre los representantes de la llamada sociedad civil cubana y la delegación oficial de la Isla que asiste al cónclave. Todo parece indicar que se ha preparado de antemano un show para desacreditar a Cuba frente al mundo.

 

Si hay disgusto y asombro entre los que defienden las verdades de Cuba y el proyecto social que exhibe la Isla desde hace más de medio siglo, se debe a la presencia de connotados asesinos terroristas en Panamá, en vísperas de la Cumbre, como Félix Rodríguez Mendigutía, implicado en el asesinato del Che y Luis Posada Carriles, tristemente célebre por su sangrienta hoja de servicios, en la que se recuerda la muerte de 73 personas a causa del sabotaje de un avión de Cubana en Barbados, en 1976.

 

Lo que alarma y preocupa a las personas con sentido común del planeta y que seguramente debe también tener en vilo a las autoridades panameñas es que ande como Pedro por su casa Posada Carriles, el mismo sujeto que en noviembre de dos mil fuera detenido en la capital de ese país, tras ocupársele una gran cantidad de explosivo C-4, que se usaría para provocar un atentado a Fidel en el Paraninfo de la Universidad de Panamá.

 

La historia terrorista de Posa no se refleja objetivamente en la mayoría de los medios, cuando debería ser una advertencia su presencia en Panamá, en el contexto de la Cumbre de las Américas. Por otra parte, tampoco se aluden con fuerza la participación del asesino de Ernesto Ché Guevara, Félix Rodríguez Mendigutía, conocido como “El gato”, al servicio de la CIA.

 

Mientras esos personajes obtuvieron luz verde para estar en tan importante reunión todavía, veintiocho miembros de la delegación cubana a los Foros de la Sociedad y de la Juventud, paralelos a la VI Cumbre de las Américas, siguen sin recibir la acreditación para poder participar en las mesas de diálogo, instaladas desde ayer en el Centro de Convenciones Vasco Núñez, del hotel El Panamá, según la nota publicada hoy en Cubadebate.

 

El 10 y 11 de abril sesionará la Séptima Cumbre de las Américas, en la capital de Panamá a la que Cuba asiste invitada por Juan Carlos Varela, presidente de Panamá, tras ser excluida de esos eventos desde mil 994.

El encuentro genera muchas expectativas, tras el anuncio del restablecimiento de las relaciones de Estados Unidos y Cuba el pasado 17 de diciembre, la posición de la Casa Blanca frente a Venezuela y el apoyo a la nación bolivariana casi unánime del bloque regional frentes a las presiones del Imperio, entre otros asuntos medulares para el futuro de la región. Acerca del progreso d este encuentro hemisférico cuyo tema central es  “Prosperidad con Equidad: El Desafío de la Cooperación en las Américas.”