Recibimiento de Héroe en Jaruco, a médico Rotceh Ríos Molina que enfrentó el Ébola en Sierra Leona

Roceth-heroe-jarucoJaruco, Mayabeque. Este 22 de abril fue una jornada de grandes emociones para el pueblo de Jaruco porque finalmente, el médico de San Antonio de Río Blanco, Rotceh Ríos Molina volvió a su casa tras seis meses de heroica labor enfrentando el virus del Ébola, en Sierra Leona.A su llegada su pueblo lo recibió como lo que es: un héroe de estos tiempos.

 

El también  Especialista de Medicina Interna fue recibido en las primeras horas de la mañana por la familia y las principales autoridades de la provincia, en la Sede de la Asamblea del Poder de Mayabeque, donde su presidenta, Tamara Válido expresó la alegría por su regreso, hecho que coincide con el éxito alcanzado en las elecciones parciales celebradas este 19 de abril, en las que la provincia registró el mayor número de votaciones en el país.

 


Rotceh Ríos Molina, visiblemente emocionado por el reencuentro con su esposa sus niños, la madre y la hermana, subrayó que los colaboradores, que como él, enfrentaron y continúan combatiendo el Ébola en África Occidental, simplemente, demostraron los altos valores de humanismo y solidaridad que distinguen a la Medicina cubana en el mundo.


Al filo de las diez de la mañana, en San Antonio de Río Blanco, el colaborador jaruqueño fue sorprendido por un mar de pueblo que le regaló un recibimiento inmenso, matizado por la alegría de los alumnos de las escuelas, los abuelos de la Cátedra del Adulto Mayor y los trabajadores de la Salud Pública.


Roceth-familia-gobierno- rovincialEn la celebración las autoridades del Partido, el Gobierno, la Asamblea Municipal del Poder Popular y las organizaciones políticas y de masas, de Jaruco le otorgaron múltiples reconocimientos al héroe recién llegado, en tanto también recibió un presente especial de la emisora Radio Jaruco y el Comité Alas de libertad, de la primaria Pelayo Cuervo Navarro, de esa comunidad.

 

Aclamado por la gente de su tierra, el médico Rotceh Ríos Molina agradeció por las muestras de cariño y enfatizó la importancia de reconocer el trabajo de todos los médicos de Cuba, donde quiera que estén.

 

Y así, con esa petición y bailando en el barrio como buen cubano, Rotceh recalcaba que regresaba a su país fortalecido espiritualmente y más comprometido con su deber de dar vida y salud al pueblo.

 

Foto: Carlos Cánovas

 

Foto 1: Rotceh junto a su hijo mayor y el puebo de San Antonio de Río Blanco

Foto 2: (de derecha a Izquierda) Tamara Válido, presidenta del Gobierno en Mayabaque, Laritza (también médico) esposa de Rotceh, la orgullosa mamá, sus hijos y su hermana