Un Romelio para dirigir un Huracán

La noticia sorprendió a algunos, más les confieso que a mi no, se trata del cambio en la dirección de los Huracanes de Mayabeque de cara a la 55 Serie Nacional de Béisbol. Deja su puesto Rigoberto Madera a favor del toletero mayor Romelio Martínez.

 

 

Así lo decidió la Dirección Provincial de Deportes en la provincia y creo es una decisión acertada, Rigo lo hizo bien por cuatro años, muchos recuerdan aquella serie caliente ante Santiago de Cuba donde los barrieron en el mismísimo Guillermón Moncada dejando a las avispas fuera de los play off e iniciando una protesta histórica por parte de la afición santiguera en contra de su equipo.

 

El Rigo Madera hizo un buen papel en sus tres primeros años, y más de una vez coqueteó con la clasificación, pero ya la pasada contienda Mayabeque no lució como se esperaba. A pesar de algunas ausencias el rendimiento general del equipo daba para más. Cuatro años al frente de un equipo es un tiempo prudente para evaluar el trabajo de un director, de ahí que se le reconozca merecidamente su labor al frente de los huracanes. Al Rigo que seguirá ligado al béisbol provincial la mejor de las suertes y gracias por el aporte brindado.

 

En cuanto a Romelio Martínez, el gordo fue una estrella en la pelota nacional sobretodo por sus batazos tan largos que dicen por ahí que hay algunos que aún no caen. Yo recuerdo dos muy particularmente uno que cayó en la mesa del dominó de una casa detrás del Nelson Fernández tras romper el techo del portal y uno que dio en el Estadio Mayabeque de Güines, (no en el nuevo) más conocido como el Mayoni, que es el más largo de América, mide 352 pies por las rayas y más de 440 por el center field, y Rogelio la pasó por encima de las casa detrás del lef center un gran tramo, enorme y soberano palo, una lastima que ese terreno que fue muy bueno este ahora mismo consumido por la hierba y el abandono.

 

Lo cierto es que Romelio le sabe a la pelota, son muchos años arriba de la bola. Tiene ante sí un gran reto pero tiene talento joven en sus manos para trabajar, por mi parte cuenta con la confianza que merece.  

 

A Mayabeque no se le pueden pedir peras cuando todos saben que es un Olmo, pero si se le exigirá que poco a poco ese olmo se convierta en pera. Romelio tiene que traer de la mano disciplina y motivación, la primera depende en gran medida de él y su equipo de trabajo y la segunda de que el gobierno provincial aumente el apoyo a su equipo como nunca antes, las dos son perfectamente posibles.

 

Lo primero será para el nuevo director ver y evaluar en primera persona el torneo sub 23 y luego comenzar a trabajar con todos los elementos disponibles para que en la serie 55 Mayabeque se acerque lo más posible a ese sobrenombre que alguien le puso de Huracanes, no les parece?
 

Videos


Artículos Relacionados