José Martí, un hombre de arte

Este 19 de mayo se cumplieron 120 años de la caída en combate en Dos Ríos del Héroe Nacional José Martí. Desde mi puesto de reportera no encuentro mejor forma para homenajearlo que plasmar entre líneas algunos recuerdos de lo que mejor sabía hacer, escribir.

 

Y es que por la vigencia y originalidad de su obra, se cataloga a José Martí como el más universal de los cubanos. Revolucionó el modernismo en lengua española y el movimiento político y literario de  la América Latina y el Caribe. Y sin dudas convirtió su verbo encendido en una excelente arma de lucha por la libertad de América.

 

De un exquisito gusto estético, el Maestro habló, admiró y gustó de las artes en todas sus manifestaciones. Y para establecer una perfecta armonía de las obras de arte y sus juicios decía: "Mi método ha sido poner los ojos limpios de prejuicios en todos los campos, el oído a los diversos vientos y luego de bien henchido el juicio de pareceres distintos e impresiones, dejarlos hervir y dar de sí la esencia".

 

Y es que su pasión por el arte también fue motivo de inspiraciones para  pintores, dibujantes y músicos de todos los tiempos; convirtiéndose en el cubano más popular en las creaciones de artes visuales cubanas
Por su parte en la música, Harold Gramatges, con sus piezas musicales La Oda Martiana y Cantada para Abel, y más recientemente el dúo Buena Fe quienes dedicaron un fonograma integro al Apóstol.

 

En una ocasión en declaraciones a prensa, Israel Rojas, director del conjunto musical expresó: "Lo que estamos intentando no es otra cosa que poner a Martí de moda, la ética martiana de moda, Yo creo que lo que queremos hacer es empujar a ese Martí que nos da lecciones de una ética tremenda, de un pensamiento humanista por encima de ideologías para acercarlo más a la gente joven", subrayó.

 

La figura de José Martí, el más Universal de los cubanos también se apoderó de la gran pantalla. El prestigioso realizador cubano Fernando Pérez, apostó por una cinta que sin dudas se mereció el calificativo de mejor largometraje cubano de ficción del año 2010: "José Martí, el ojo del canario".


Un filme que enaltece los valores independentistas de una de las figuras más representativas de la Mayor de las Antillas.


En fin, es el arte del Apóstol que sigue iluminando las mejores obras de los creadores cubanos.