Por un ciberespacio pacífico, seguro y colaborativo

Es imprescindible un mayor consenso re­gional e internacional y una actuación más efectiva entre todos los Estados para lograr una Sociedad de la Información y el Conocimiento más justa, equitativa y socialmente inclusiva.

 

Así expresó Alejandro González Galiano, director general de Prensa, Comunicación e Imagen del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba (Minrex), quien dio lectura a la relatoría de la Conferencia Internacional: Nuevos Escenarios de la Comunicación Política en el ámbito digital 2015, concluida ayer en el Palacio de Convenciones de La Habana.

 

El director general señaló que si bien se hace necesario continuar luchando para eliminar los obstáculos que enfrentan los países en desarrollo en los ámbitos de la salud, educación y vida en general, “estos desafíos no deben estar deslindados de los que se derivan del desarrollo de las Tecnologías de la Infor­mación y las Comunicaciones (TIC) y su uso global, sino armonizarse a los esfuerzos y la responsabilidad de los Estados”.

 

El también presidente del comité orga­nizador subrayó la necesidad de prestar especial atención al tema de la brecha digital reflejo de las desigualdades en lo económico, político y social y alertó sobre el peligro de la tendencia de evaluarla teniendo en cuenta solo la cantidad de tecnología y no su uso en función de las necesidades de los países.

 

“El desarrollo de las TIC se ha convertido en un eje fundamental para la seguridad de los Estados y debe interpretarse desde perspectivas socioculturales” que se alejen de visiones instrumentales y se conviertan en prácticas de “carácter estratégico que orienten también los procesos políticos en su sentido más amplio”, detalló.

 

“Las TIC deben ser una herramienta y no un fin”, y se impone la necesidad de potenciar una nueva forma de comunicación y educación acerca de su uso, “mediante estrategias que motiven a las nuevas generaciones, para lograr una visión proactiva y una apropiación crítica de la realidad”, dijo.

 

Sobresalió, además, la necesidad de promover compromisos decididos de los sistemas educativos con la enseñanza de la comunicación, la informática e Internet con nuevos métodos pedagógicos como los de la educación po­pular; su empleo como un modo fundamental para acrecentar la capacidad de conocimiento de los pueblos y desarrollar su capital humano; así como la importancia de generar contenidos propios que aboguen por el intercambio cultural entre las diferentes naciones.

 

Las conclusiones evidenciaron, también, la urgencia de que la sociedad civil participe en la toma de decisiones y en proyectos que contribuyan a la defensa de la soberanía tecnológica, así como la necesidad de adoptar medidas concretas y de cooperación para contrarrestar la creciente militarización del ciberespacio y del empleo encubierto e ilegal de sistemas informáticos para agredir a otros Estados.

 

El propósito de estrechar la cooperación internacional para luchar contra los usos nocivos de Internet (ciberterrorismo, ciberdelito, entre otros); de evitar el uso de las TIC con fines subversivos, políticos, militares y delictivos (como el robo o secuestro de información en el ciberespacio) y la necesidad de preparar técnica y científicamente a los pueblos en cuanto a estas esferas, fueron otros temas destacados en la relatoría.

 

El ciberespacio y el acceso a Internet, dijo, deben ser considerados como recursos estratégicos y bienes comunes de toda la hu­manidad.

 

González Galiano enfatizó que deviene imprescindible acelerar el proceso de discusión sobre la gobernanza de Internet —aspecto que debe imbricar un carácter internacional, de­mocrático y participativo— y que “es necesario propiciar una mayor cooperación en el sector de las TIC entre todos los países, pero en igualdad de condiciones”.

 

“Se debe potenciar, sostuvo, una gestión de los recursos críticos de Internet de forma colaborativa y libre de controles monopólicos. De­bemos intercambiar las mejores prácticas y alternativas de colaboración regional y a nivel internacional para promover la creación de servidores raíces, la utilización de software libre y una fibra soberana”.

 

Presidieron el evento Abel Prieto Jiménez, asesor del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros; Marianela Paco Durán, ministra de Comunicación de Bolivia; Telémaco Talavera, asesor presidencial y presidente del Consejo Nacional de Universidades de Nicaragua; Wilfredo González Vidal y José Luis Perdomo, viceministros de Comunicaciones de Cuba; Pe­dro Núñez Mosquera, director general para Asuntos Multilaterales y Derecho Internacional del Minrex; y Sergio Scaravino, jefe de la Oficina Regional de la Unión Inter­nacional de Telecomunicaciones, en San­tiago de Chile.

 

Autor: Amaya Saborit Alfonso | Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Autor: Laura Prada | Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.