Incendio de alma: José Martí y la Danza (I)

El jaruqueño Francisco Rey Alfonso es de esos profesionales de la pluma y el papel que sorprende a todos con sus creaciones, sobre todo cuando  se trata de textos relacionados con el más Universal de los cubanos, José Martí.

Así lo evidencia su libro titulado Incendio de alma: José Martí y la Danza, un volumen que se gestó hace más de 30 años.
Francisco Rey Alfonso:” Esa investigación comenzó de una manera un poco fortuita, un poco casual. Sobre el año 1980 yo trabajaba como especialista literario de la Casa de Cultura “Alejo Carpentier”, de Jaruco, y una de las tareas era el trabajo con los Seminarios Juveniles de Estudios Martianos.

 

Entonces supuse que tenía que predicar con el ejemplo, y a la hora de escoger el tema que yo iba a presentar en el seminario juntamente con mis alumnos, tenía muy claro de que yo lo que quería hacer era algo sobre la danza; porque todo lo que yo estuviera haciendo fuera del trabajo estaba relacionado con la danza que era realmente mi gran meta, mi gran ambición.
Tanto es así que yo nunca soñé trabajar con el Ballet Nacional de Cuba, al lado de Alicia Alonso, y se dio”.

 

El escritor Francisco Rey Alfonso, confiesa que los primeros pasos de su investigación sobre Martí y la danza, fueron poco ortodoxos.
Francisco Rey Alfonso: “Y como cuestión netamente anecdótica recuerdo que el primer paso que yo di en pos de esa investigación fue una mañana de febrero, posiblemente sobre las siete horas, vestido de trabajo voluntario porque íbamos a recoger papas a Bainoa; y recuerdo que estaba sentado en el brocal del patio de la Casa de Cultura, y allí comencé a leer como si fuera una novela, el tomo 26 de las Obras Completas de Martí, que son los índices, a los efectos de ya ir digamos posibles personalidades relacionadas con la danza de las cuales el Maestro hubiera hablado.

 

Después que concluí ese trabajo, y que detecté en las Obras Completas las alusiones que el Apóstol hacía a esas personas, comencé entonces a revisar los anuarios martianos, la producción martiana dispersa en otras partes del mundo como España y Estados Unidos.
Y como resultado de esa primera investigación fue la ponencia José  Martí: el Ballet y el Teatro Musical. Un trabajo pequeño de unas 10 cuartillas, reitero con vista a los Seminarios”.
 
Rey Alfonso manifiesta que aquella primera investigación que dio pie a su libro Incendio de alma: José Martí y la Danza, causó un gran revuelo.

 

Francisco Rey Alfonso: “Por supuesto, causó una gran impresión. Era un tema prácticamente desconocidos por todos allí, porque ciertamente en esa edición de los Seminarios Martianos, estaban personas en el jurado que tenían un gran conocimiento de la vida y obra de Martí, pero ese era un tema que se le había escapado.
Incluso a los más grandes martianos se les había escapado. Porque no se le daba importancia, así de simple.
 Después me dediqué a escribir un trabajo sobre Martí y la danza española, con vistas al seminario del año siguiente. Llegado el momento se presentó el trabajo, el mismo impacto, los mismos asombros. Y luego de esas reacciones, dije bueno evidentemente esto tengo que seguirlo porque aquí no se acaba el mundo de la danza.
Me faltaba investigar el baile de salón y el folclórico, y para eso yo me propuse la meta de revisar uno por uno todos los tomos de las Obras Completas de Martí, en este caso la edición de cubierta blanca”.  

 

En el libro Incendio de alma: José Martí y la Danza, el escritor, historiador e investigador jaruqueño Francisco Rey Alfonso, expone de una manera profunda la excitación que producía en el Maestro la danza, pasión que llevó a sus versos y poemas.