A mitad de camino

Luego de andar la mitad del año miró al camino recorrido y me asaltan alegrías, dudas, certezas, preocupaciones y dolores también. Pienso en primer lugar en Jaruco, el lugar al que me debo como periodista.

 

Al hacer un balance de los últimos seis meses asisto nuevamente a un periodo, quizás de muchos esfuerzos, pero de pocos resultados en el ámbito del desarrollo social. El proceso inversionista no acaba de despegar y se repiten como en el pasado año los atrasos en los cronogramas y la inejecución del presupuesto. Tampoco se llegan a materializar iniciativas para el desarrollo local y la visión sigue opacada en quienes deben dar luz verde a las ideas que bien pudieran impulsar la economía en este municipio.

 

Por otra parte me alegra que los servicios básicos de salud continúen satisfaciendo las necesidades de la población a pesar de los obstáculos que se presentan en el día a día en las unidades asistenciales del municipio. Por ejemplo, aunque la Consulta de Atención Integral al Paciente Diabético no estuvo favorecida en la etapa con la asistencia regular de especialistas de los institutos nacionales del país, las doctoras Gisela Rubio y Miriam Brito, y otros especialistas del municipio garantizaron una atención de calidad a las más de mil 700 personas aquejadas por la diabetes en Jaruco.

 

De lo triste les puedo contar que a pesar de los esfuerzos de las autoridades sanitarias, en el primer semestre del año otros dos pacientes de Jaruco fueron confirmados con el VIH SIDA, muy joven uno de ellos. Y para equilibrar ese sentimiento en los primeros días de julio me enorgullecía la noticia, de que Cuba era declarada como el primer país en el planeta libre de la transmisión de madre a hijo del VIH/Sida y la sífilis congénita.

 

Una de las buenas noticias este año fue la culminación en los primeros días de abril de la primera etapa de la conductora Manresa, un proyecto inversionista que atravesó no pocos contratiempos pero finalmente ahí están unos seis kilómetros de la nueva red, que lleva el agua hasta lugares que padecieron la sequía por décadas.

 

Pero en mi opinión lo más hermoso acontecido en estos primeros seis meses del año fue la visita de Gerardo Hernández Nordelo y su esposa Adriana a Jaruco, en el contexto del aniversario 45 de esta emisora. Su encuentro con los niños del Comité Alas de libertad, su cariño y gratitud por el amor que recibieron los Cinco desde este pedacito de Cuba convirtieron el 13 de marzo de 2015 en una jornada histórica para la Ciudad Condal.

 

Podría enumerar muchas otras cosas, pero solo les diré para terminar que me reconforta la certeza de que el municipio avanzará, a pesar de todo, porque hay muy buenos profesionales, excelentes obreros, campesinos consagrados, dedicadas familias y jóvenes como Altinay Martínez, Helen Pérez y José Raúl Sosa que representan la esperanza de un porvenir mejor para Jaruco.

 

Videos


Artículos Relacionados

Variados