A quien honor merece

“Regresaron a la Patria que los recibió con el mayor orgullo”… “ustedes son continuadores del altruismo y desinterés personal que ha caracterizado a la cooperación médica de la Isla”… “la ayuda brindada por cada uno de los colaboradores del ejército de batas blancas se erige como un paradigma imperecedero”, son palabras contenidas en la carta enviada por el General de Ejér­cito Raúl Castro Ruz, Primer Se­cretario del Co­mité Central del Partido Co­mu­nista y Pre­si­dente de los Consejos de Estado y de Mi­nis­tros, a los integrantes del Con­tin­gen­te Inter­nacional “Hen­ry Reeve” que en África Occi­dental en­frentaron el virus del Ébola.


 

En el acto de reconocimiento a estos colaboradores, presidido por José Ramón Ma­cha­do Ventura, segundo secretario del Co­mi­té Central del Partido y vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, se hizo en­trega de la Orden Carlos J. Finlay a 248 miembros del Contingente por los méritos alcanzados en el cumplimiento de su labor.

 

En homenaje a los fallecidos mientras participaban en la misión de Liberia, Guinea Co­nakry y Sierra Leona se les otorgó con carácter póstumo la misma Orden, la cual fue recibida por sus familiares.

 

De igual forma por el trabajo realizado y el cumplimiento del deber, y por acuerdo del Consejo de Estado, se les entregó la Medalla Hazaña Laboral a 12 compañeros entre los que se encuentran los jefes de las misiones cubanas en Guinea, Ghana, Sierra Leona y Liberia.

 

En representación de los integrantes de la brigada, el doctor Carlos Castro Bara agradeció el reconocimiento y la condecoración, así como “el optimismo y estímulo que les im­primieron las enseñanzas del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, gran salubrista de Cuba y del mundo”, y la fe en la victoria y el apretón de manos que les diera el General de Ejército Raúl Castro en la despedida.

 

En la ocasión los tres jefes de las misiones en Sierra Leona, Guinea Conakry y Liberia entregaron a Machado Ventura, para que hi­ciera llegar a Raúl, los libros de compromiso de todos los miembros de las brigadas para cumplir cual­quier nueva tarea encomendada.

 

Marcia Cobas, viceministra de Salud Pú­blica, recordó todos los momentos de la preparación de esta misión desde que la Or­ga­nización de Naciones Unidas y la Orga­ni­zación Mundial de la Salud solicitaran la cooperación internacional. Sobre los resultados enfatizó que “en más de seis meses de trabajo los colaboradores cubanos lograron atender en las instituciones habilitadas para el manejo y tratamiento del Ébola a 2 720 pa­cientes y salvaron 434 vidas”.

 

“La respuesta de nuestro país ratificó los valores solidarios que han guiado a la Re­volución cubana. Debemos tener en cuenta la modestia, la sencillez y la ética de todos ustedes, así como su voluntariedad para cumplir una misión extraordinaria a riesgo de sus propias vidas ante un enemigo que no se veía”, dijo.

 

En el acto participaron además los miembros del Buró Político, general de cuerpo de Ejér­cito y ministro del Interior Abe­lardo Colomé Iba­­rra y Bruno Rodríguez Pa­rrilla, ministro de Re­la­ciones Exteriores; Ro­berto Morales Ojeda, titular de Salud Pú­blica y otros dirigentes del Par­tido, el Estado, el Go­bierno y las organizaciones políticas y de masas.

Videos


Artículos Relacionados