Una idea que iluminará a Jaruco

Jaruco, Mayabeque. Nuestra ciudad Condal es uno de los escenarios en Cuba para desarrollar un Proyecto del Desarrollo Integral de la Economía que apuesta por el progreso local a partir del aprovechamiento óptimo de los recursos financieros y económicos y de las potencialidades del territorio.

Esa idea contempla a su vez la implementación de iniciativas locales en la esfera cultural. El devenir histórico de Jaruco desde su surgimiento en 1752 hasta la fecha constituye hoy la motivación principal de un proyecto diseñado por Carmen Páez Llerena, Presidenta de la Asociación de Economistas y Contadores de Cuba, de conjunto con las instituciones culturales y el Gobierno del territorio.

La intención es revitalizar el encendido de los faroles y el cambio de guardia para potenciar el turismo en esta Ciudad Condal y recaudar divisas que se deriven en bienestar social para los comunitarios.

El encendido de los faroles constituyó una ceremonia militar devenida práctica cotidiana y como una especie de rito entre los jaruqueños desde mediados del siglo XIX.

Rescatarla del olvido en que estuvo por mucho tiempo fue el sueño del historiador de Jaruco ya desaparecido Osvaldo Correa, quien indagó lo suficiente acerca de esa tradición, y que felizmente puede revivirse si logra concretarse el proyecto de la Presidenta de la ANEC, en Jaruco.

Su propuesta parte de uno de los lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución relacionada con el turismo, específicamente el objetivo 263 que en esencia llama a: “ Diseñar y desarrollar como parte de la iniciativa municipal por los territorios, ofertas turísticas atractivas como fuente de ingreso en divisas”.

Según el proyecto, se creará un paquete turístico especialmente para los visitantes que se hospeden en el Hotel Breezes Jibacoa, situado en la playa Arroyo Bermejo, en la costa norte de la isla, a 70 km del Aeropuerto Internacional José Martí.

Los turistas que visiten Jaruco podrán realizar un recorrido por el centro histórico de la ciudad que está conformado por edificaciones de importante valor patrimonial y arquitectónico, entre las que aparecen el Museo municipal, (antigua Cárcel), la Sede de la Asamblea del Poder Popular, (otrora Casa de Ayuntamiento), el Centro Nocturno Recreativo, (entonces Liceo para blancos), el Parque José Martí, (antes Plaza de Armas), y la Parroquia San Juan Bautista.

Entre las principales atracciones que disfrutarán los viajeros está la ceremonia del encendido de los faroles y el cambio de guardia. Estos a su vez podrán degustar comida criolla en el restaurante La Campiña que tentativamente estará involucrado en el proyecto.

De acuerdo al plan diseñado por Carmen Páez Llerena, para concretar la idea el municipio tendría que invertir 72 mil pesos convertibles para obtener como mínimo, utilidades ascendentes a más de 44 mil pesos convertibles.

De esa cantidad, el 15 por ciento ingresará en los fondos del Consejo de la Administración de Jaruco y el 60 en las direcciones de Cultura y Comercio. Ese dinero deberá ser empleado para mejorar el entorno en la ciudad y ofrecer propuestas culturales y de servicios con mayor calidad, no solo al turismo, sino también a los lugareños.

La idea es que las divisas captadas sirvan a su vez para introducir las nuevas tecnologías de la información y la comunicación en el Museo Municipal y mejorar el estado constructivo de esa institución cultural, ente fundamental para llevar a vías de hecho tal iniciativa, ahora en proceso de estudio por las autoridades pertinentes.

En mi opinión, este proyecto de iniciativa local, podría transformar la imagen de la Ciudad Condal. Se trata de una idea ambiciosa que precisa del concurso de muchos factores de la comunidad. Creo que vale la pena tomarlo en cuenta por la historia, el progreso y un futuro mejor para las nuevas generaciones de jaruqueños.

Videos


Artículos Relacionados

Variados