Un acercamiento a la depresión en los adolescentes

En reiteradas ocasiones me pregunto el por qué de los largos períodos de depresión y falta de motivación que sufre mi hermano adolescente en un período tan hermoso como la pubertad.

Es cierto que en esta etapa se originan grandes cambios biológicos y psicológicos en el adolescente que marcan un momento crucial en su desarrollo como individuo.

Pero, buscando otros factores externos que propicien este cuadro emocional, y con el objetivo de esclarecer mis dudas, consulté una excelente amiga, la especialista en Psiquiatría Infantil, doctora Yahaira Marín Delgado (YMD).

Periodista: ¿Doctora, la depresión puede considerarse en la adolescencia como una enfermedad?

Dra. Yahaira Marín: Hay que partir que la depresión es una enfermedad metal y se le atribuyen síntomas como la falta de energía o agotamiento físico, con un tratamiento médico adecuado, que puede ser prolongado para la recuperación, en dependencia del grado de afectación del individuo.

Según el diagnóstico del paciente, puede definirse como enfermedad o un trastorno situacional.

Periodista: ¿Tiene la ciencia respuesta para las causas que provocan la depresión en los adolescentes?

Dra. Yahaira Marín: En esta patología intervienen múltiples causas entre las que se encuentran factores genético, el estado de salud del paciente y el mundo circundante.

En los adolescentes, se estima que, cuando aparece el cuadro clínico de la depresión, los cambios hormonales propios de esta etapa de desarrollo, la formación de la personalidad y la lucha constante por la independencia de los padres, son determinantes. Y un fenómeno que ha ganado auge por estos día, el estrés.

Pero, sin lugar a dudas, lo más importante ante una situación como esta es el apoyo incondicional de la familia y la ayuda de un especialista.

Periodista: La adolescencia, como se conoce, se extiende desde los diez y hasta los 18 años de edad. ¿Doctora, en que período de esta etapa es más frecuente la aparición de la patología?

Dra. Yahaira Marín: Sin dudas puede aparecer en cualquier momento de la adolescencia, e incluso de la vida, pero en el caso que nos ocupa es más frecuente posterior a la pubertad.

Varios especialistas concuerdan que la aparición de esta enfermedad esta vinculada a varios síntomas como la desmotivación, el aislamiento, alteraciones en el sueño, la tristeza, el silencio prolongado.

Pero en ocasiones se evidencia manifestaciones agresivas en los adolescentes entre las que destaca la agresividad, contestar en voz alta y la irritabilidad.

Periodista: Conociendo los síntomas de la depresión en los adolescentes, ¿qué trastornos pueden provocar?

Dra. Yahaira Marín: Generalmente hay un gran desinterés hacia los estudios lo que acarrea una disminución en el rendimiento escolar, cambios repentinos de carácter y de humor.

Y lo más delicado es la generación ideas autodestructivas, tanto en el intento suicida, como en el suicidio consumado, que se comportan con más frecuencia en el sexo femenino.

Ante estos síntomas lo más importante es que los padres de adolescentes víctimas de la depresión se pongan en contacto inmediato con especialistas, sobre todo si el joven muestra repentinamente la pérdida de intereses, cambios bruscos de hábitos y costumbres, factores que indican que es necesario solicitar ayuda profesional.

Periodista: Doctora, para esclarecer a padres y familiares una pregunta se impone ¿son curables estos trastornos?

Dra. Yahaira Marín: Por supuesto. Siempre que los padres y familiares perciban a tiempo los síntomas de la depresión en el adolescente las secuelas de esta patología son reversibles.

En muchos casos no basta con el tratamiento psicológico, según el cuadro clínico del paciente hay que acudir a los fármacos, donde los padres y la familia juegan un papel determinante.

Amigos, con el agradecimiento a la Doctora Yahaira Marín, por ofrecernos un poco de luz en tan delicado tema, les recuerdo que la adolescencia es una de las etapas más lindas en la vida de una persona pero también, la más difícil por los cambios internos y externos a que los jóvenes se ven sometidos. Estar cerca de ellos pero sin bombardear su espacio, es una forma sana y efectiva de no perderlos de vista. Un buen consejo siempre vale y si es gratis mejor.

Videos


Artículos Relacionados