Estado Islámico destruye templo romano en la antigua ciudad siria de Palmira

Militantes del grupo Estado Islámico destruyeron el templo de Baal Shamin, uno de los lugares más importantes de la antigua ciudad siria de Palmira, dijo este domingo el jefe de arqueólogos del país, Mamún Abdul Karim.

 

La destrucción del templo sería el primer ataque de los insurgentes, que controlan partes de Siria e Iraq y capturaron Palmira en mayo, contra ruinas de la era romana.

 

Hace una semana, decapitaron a Jaled Asaad, de 82 años años y quien durante medio siglo fue el encargado de la conservación de las antigüedades en Palmira, tras haberlo detenido e interrogado durante más de un mes.

 

Antes de que el EI capturara la ciudad, las autoridades sirias dijeron que habían trasladado cientos de estatuas antiguas a lugares seguros debido al temor a que los insurgentes las destruyeran.

 

En junio, el EI destruyó dos santuarios antiguos en Palmira que no eran parte de sus estructuras de la era romana pero que los militantes calificaron de paganos y sacrílegos.

 

Por su parte, la directora general de la Unesco, Irina Bokova, señaló que la destrucción del templo de Baal Shamin, de casi 2 000 años de antigüedad, es un “crimen de guerra”, según informa AFP.

 

“Esta destrucción es un nuevo crimen de guerra y una inmensa pérdida para el pueblo sirio y para la humanidad”, afirmó Bokova.

 

La directora había señalado horas antes que el grupo terrorista Estado Islámico está cometiendo en Siria e Iraq la destrucción de sitios históricos “más brutal y sistemática” desde la Segunda Guerra Mundial. Sus palabras llegan después de que los yihadistas volaran el templo.

Videos


Artículos Relacionados

Variados