Otra cita con el saber y la ciencia

A iniciar un curso escolar matizado por la calidad en los procesos de enseñanza-aprendizaje y el rigor en el trabajo, están llamados los profesionales de la Educación Superior, quienes arrancan el curso escolar el próximo primero de septiembre, con una ma­trícula de 170 000 estudiantes.

 

En un encuentro desarrollado este jueves, en el cual participó Olga Li­dia Tapia, miembro del secretariado del Comité Central del Partido; Rodolfo Alarcón Ortiz, titular del sec­tor, y viceministros y rectores de las instituciones que conforman ese nivel de enseñanza en el país, se conoció que son alrededor de 33 000 los alumnos de nuevo ingreso y 15 000 los profesores que se incorporan a las aulas.

 

Según trascendió, aunque se en­cuentran listos los materiales bi­blio­gráficos y útiles escolares necesarios para comenzar el periodo lectivo, todavía persisten dificultades en materia de transporte, infraestructura, mobiliario, conectividad e insumos de impresión.

 

En ese sentido, Alarcón Ortiz se­ñaló que si bien la infraestructura de edificaciones y equipamiento no sa­tisface todas las necesidades, se ha ido avanzando paulatinamente a par­tir de la aprobación en el Consejo de Ministros (en diciembre del 2013) de la política para recuperar la in­fraestructura y los recursos humanos de la Educación Superior.

 

Miriam Alpízar, viceministra del sector, explicó que hasta este mo­mento del año se han ejecutado 20 millones de pesos en el mantenimiento de las instalaciones, con un mayor impacto en las universidades de Holguín, Cienfuegos, Santiago de Cuba, Camagüey, Ciego de Ávila, Villa Clara, La Habana, el Instituto Superior Politécnico José Antonio Eche­­verría y la Universidad de Cien­cias Informáticas.

 

Además, informó que en este curso se importarán equipos de la­boratorio, de idioma, audio y ciencia y técnica; así como medios de transporte, que coadyuvarán a paliar la difícil situación existente con ese tema.

 

Sobre las condiciones para desarrollar un curso de mayor calidad, el mi­nistro abundó en la calificación superior del claustro, “porque se ha promovido una gran cantidad de profesores a categoría docente superior, y un número significativo de programas e instituciones de la Educación Superior están acreditados”.

 

Los rectores de los centros de enseñanza superior que en este cur­so escolar se incorporan al proceso de integración (Pinar del Río, Villa Clara, Las Tunas, Granma, Holguín y Santiago de Cuba) —iniciado en septiembre del 2012 de forma experimental, y que avanza de forma positiva según estudios realizados por el Ministerio de Educación Su­perior— expresaron las mayores di­ficultades enfrentadas hasta el mo­mento, entre las cuales se encuentran aspectos organizativos y estructurales, la disparidad en las condiciones de una y otra sede, entre otras, que deberán ser solventadas de forma gradual.

 

“El principal proceso está en nuestras propias mentes, en nuestra ma­nera de pensar y de actuar. Nos tiene que distinguir el sello de la calidad, de hacer las cosas bien”, concluyó sobre ese aspecto Olga Lidia Tapia.

 

Por Lissy Rodríguez | Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Videos


Artículos Relacionados