Fútbol cubano, ¿ante una utopía?

Al maltrecho fútbol cubano le queda en lo que resta de año, dos posibilidades de redimirse un poco tras el chasco de caer en la eliminatoria mundialista ante Curazao, falta su inclusión en el preolímpico de Estados Unidos y el repechaje para la Copa América del centenario ante Panamá.

 

Ambos objetivos, siendo objetivos y valga la redundancia, son casi imposibles, en el deporte los milagros suelen suceder muy poco. Del repechaje contra Panamá nuestra selección mayor deberá enfrentar a este buen equipo que dio una buena imagen en la pasada Copa de Oro, en choques de ida y vuelta y no tiene opciones de avanzar sinceramente.

 

Pero de lo que me ocuparé en este comentario es del preolímpico pactado para Estados Unidos del 1 al 13 de octubre y donde Cuba jugará en el grupo A, junto a Panamá rival del día primero, Estados Unidos rival el 3 y luego el seis enfrentarán a Canadá, por el grupo B juegan México, actual campeón olímpico, Honduras, Haití y Costa Rica.

 

A las semifinales clasifican los dos primeros de cada llave, y el campeón y subcampeón, clasifican directamente a los olímpicos de Río de Janeiro y aquella escuadra que ocupe el tercer lugar tendrá el derecho de jugar una repesca contra Colombia a doble partido.  

 

Como ven el grupo de Cuba es bien complicado, pero al decir del técnico Raúl González Triana, sus muchachos tienen posibilidades de clasificarse, para el avileño Panamá, y Canadá están a su mismo nivel y Estados unidos es un rival al que se le puede ganar, aunque reconoce que la falta de fogueo internacional sigue siendo un déficit para el resultado que persigue.

 

Lo cierto es que en Cuba se juega muy poco fútbol mientras nuestros rivales en todas las categorías lo hacen en ligas de calidad el año entero. Este plantel sub 23 tiene nivel y han logrado resultados, esa generación se clasificó al mundial sub 20 de Portugal, fue tercera en los Centroamericanos y yo no quiero quitarle su derecho al beneficio de la duda pero no creo que logren la ansiada clasificación, fundamentalmente por la falta de fogueo y juegos de nivel que tiene nuestros futbolistas.   

 

Así no se puede aspirar a más ni con González Triana como técnico o con el mismísimo Carlo Ancelotti comandando la nave cubana, no cree usted?