Cinco preguntas sobre El Vaticano

¿Qué es el Vaticano?

El Vaticano, oficialmente Estado de la Ciudad del Vaticano, está enclavado dentro de la ciudad de Roma, en la península Itálica. Una extensión de 0,4 km², lo convierte en el estado más pequeño del mundo. Es el único cuya lengua oficial es el latín. En el territorio de la Ciudad del Vaticano, Patrimonio de la Humanidad desde 1984, se encuentra la Santa Sede, máxima institución de la Iglesia católica.

 

Aunque los dos nombres —"Vaticano" y "Santa Sede"— se utilizan a menudo como si fueran equivalentes, el primero hace alusión al territorio, mientras que el segundo se refiere a la institución que dirige la Iglesia y que tiene personalidad jurídica propia como sujeto sui generis de Derecho Internacional. O sea, es la Santa Sede, y no el Estado del Vaticano, quien mantiene relaciones diplomáticas con los demás países del mundo. Al mismo tiempo, el Vaticano es quien da el soporte temporal y soberano y el sustrato geográfico para la actividad de la Santa Sede, donde reside el Papa, apelativo exclusivo con el que se conoce al Sumo Pontífice de la Iglesia Católica, quien es también el Obispo de Roma, diócesis preeminente de la Iglesia.

 

El Estado de la Ciudad del Vaticano surgió en 1929, tras la firma del Tratado de Letrán entre la Santa Sede y el entonces Reino de Italia, que en 1870 había conquistado los Estados Pontificios, que hasta entonces comprendían una extensa región de Italia. Mientras, la existencia de la Santa Sede se remonta a los primeros tiempos cristianos.

¿Cuál es la forma de gobierno?


Dado que el Estado de la Ciudad del Vaticano está vinculado indisolublemente a la Santa Sede, el Papa es el máximo dirigente de la Iglesia y el soberano del Estado, concentrando en su persona los poderes ejecutivo, legislativo y judicial, por lo que esta forma de gobierno es considerada una teocracia. Para el ejercicio de dicho gobierno, el Papa se asiste de diversas estructuras y organismos denominados dicasterios y en su conjunto Curia Romana o Curia Vaticana, dentro de la que se destaca, por su importancia, la Secretaría de Estado, dirigida siempre por un Cardenal. El Secretario de Estado es el principal colaborador del Papa.

 

¿Cómo se elige a un nuevo Papa?


La elección de un nuevo Papa se realiza en secreto, durante un acto único en el mundo. Los cardenales se recluyen en la Capilla Sixtina, ubicada en el Vaticano, hasta decidir el nombre del sucesor. El proceso puede tomar días y en siglos anteriores hubo casos en los que duró semanas, meses y hasta años.

 

La reunión se conoce como Cónclave, e indica que los cardenales se reúnen "bajo llave". No se les permite ningún contacto con el mundo exterior hasta que se produce la elección.

 

La única señal de lo que ocurre en la Capilla Sixtina proviene del humo que surge dos veces al día de su chimenea, visible para las multitudes que aguardan en la plaza de San Pedro. El humo blanco indica que se ha nombrado Papa; el negro, que ningún candidato ha logrado un número suficiente de votos.

 

¿Cuál es el estatus de la Santa Sede en el Derecho Internacional?

La Santa Sede está reconocida como un sujeto de Derecho Internacional. Mantiene relaciones diplomáticas con 179 estados soberanos y, asimismo, con la Unión Europea, la Soberana Orden Militar y Hospitalaria de Malta y con la Autoridad Nacional Palestina.

 

También forma parte de varias organizaciones internacionales, tales como el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

 

Asimismo, es miembro observador permanente en varias organizaciones internacionales, incluyendo las Naciones Unidas (ONU), el Consejo de Europa, la UNESCO, la Organización Mundial del Comercio (OMC), y la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

 

Los representantes diplomáticos de la Santa Sede, con rango de embajador, se denominan nuncios (nuncio apostólico o nuncio papal) y nunciaturas sus representaciones diplomáticas.

 

¿Cómo son las relaciones bilaterales entre Cuba y la Santa Sede?

El país antillano fue de los primeros en América Latina en tener relaciones diplomáticas con la Santa Sede, las que se establecieron el 7 de junio de 1935 y se mantienen desde entonces ininterrumpidamente.

 

Calificados como excelentes, los vínculos entre ambos estados se fortalecieron con motivo de los viajes del presidente Fidel Castro Ruz en 1996 a la Santa Sede y la visita a Cuba efectuada por el Papa Juan Pablo II en 1998.

 

El Cardenal Tarcisio Bertone, Secretario de Estado de Su Santidad, fue la primera personalidad extranjera recibida por el General de Ejército Raúl Castro Ruz, tras haber sido electo Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros en febrero del 2008. 

Videos


Artículos Relacionados