Gritos, banderas y hasta lágrimas reciben al Papa en ciudad cubana

Holguín, Cuba, 21 sep (PL) Los holguineros gritaron Bienvenido, agitaron banderas nacionales y del Vaticano, y alguno incluso lloró cuando el papa Francisco recorrió hoy en el papamóvil varias avenidas de esta ciudad del oriente de Cuba.

 

Apostados a ambos lados de las vías, cientos de niños, adolescentes y adultos mostraron la inmensa alegría de recibir por primera vez a la máxima figura de la Iglesia católica, en una jornada que ya forma parte de la historia de esta provincia, según afirmaron varios lugareños.

 

Dos Pontífices vinieron a Cuba, Juan Pablo II en 1998 y Benedicto XVI en 2012, pero ninguno estuvo en esta tierra de gente llana y hospitalaria.

 

Por eso la llegada de Francisco provocó una explosión de júbilo y revolvió emociones en calles engalanas para la ocasión, que lucían más concurridas que de costumbre.

 

A su paso, el primer Papa latinoamericano saludó con el acostumbrado cariño y cercanía a quienes lo esperaban, muchos desde la madrugada para poder tener un lugar privilegiado desde donde apreciarlo.

 

Al llegar a la Plaza de la Revolución Calixto García, donde ofrecerá una misa multitudinaria, miles de voces corearon Francisco, alzaron banderas y reagolparon para ver un Pontífice que despierta respeto y admiración.

 

Durante la estancia, su Santidad bendecirá a la urbe desde la Loma de la Cruz, un espacio cargado de simbolismo y tradición desde donde se divisa toda ciudad.

 

Otro momento que por acá esperan con especial interés es la visita a la estatua de San Juan Pablo II, Papa que visitó Cuba en enero de 1998.

 

Situada en el atrio de la catedral de San Isidoro, frente al parque de igual nombre, la imagen rinde tributo al Pontífice que dispuso la creación de la diócesis de Holguín, que comprende los territorios de esta provincia y de la vecina Las Tunas, explicaron a Prensa Latina miembros del comité organizador.

 

Tras el programa en Holguín, Francisco viajará esta tarde a Santiago de Cuba, última parada de su estancia en Cuba, antes de partir hacia Estados Unidos.

 

Allí visitará el poblado de El Cobre, a unos 22 kilómetros de la ciudad, donde se ubica el Santuario Nacional de la Virgen de la Caridad del Cobre.

Videos


Artículos Relacionados