Elián otra vez por su pueblo y por los Cinco

Hace pocos días, un matancero de 19 años de edad que estudia Ingeniería Industrial en la Universidad Camilo Cienfuegos, de Matanzas, mostraba a cientos de jóvenes en la tribuna antiimperialista efectuada en el Parque de la Libertad de esa ciudad, una menuda enguatada que todavía huele a salitre, a historia.

Se trataba de una prenda suya de vestir que guarda la memoria de aquel 25 de noviembre de 1999 cuando fue hallado mientras flotaba aferrado un neumático cerca de las costas de la Florida.

El joven matancero que compartía aquella historia era Elián González Bronton, y ahora su nombre vuelve a multiplicarse en los corazones de los cubanos porque será uno de los invitados al XVIII Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes que se efectuará en diciembre en Quito, Ecuador.

Elián evocaba las memorias de aquellos días de discursos oportunistas diseminados por politiqueros millonarios, terroristas y batistianos de Miami, donde quisieron secuestrarlo cuando solo contaba cinco años de edad.

Él no puede recordar exactamente cada detalle de aquella tragedia, pero jamás olvidará la casa prefabricada de la “Pequeña Habana”, la prima plástica, el hogar artificial, el batallón de fotógrafos y chupa tintas que perseguían sus gestos, sus movimientos, aquella vida de mentiritas que le inventaron para apartarlo de su padre y de su patria.

El niño Elián González desconocía entonces, que del lado de acá, lo único que importaba en aquellos días era él. Nada sabía que millones de labios pronunciaban su nombre, que las calles se encendieron con los brazos alzados en un solo reclamo resumido en un verso de Silvio: ¡Libertad para mi niño!

La historia de la batalla por su regreso Elián pudo conocerla después porque Cuba conquistó su vuelta a Cárdenas, donde vive y estudia junto a su familia, los amigos, la gente que lo admira y lo quiere porque definitivamente sigue siendo el niño de todos.

Dentro de pocos días Elián González estará en Ecuador junto a cientos de jóvenes del mundo, y uno de sus propósitos, el más noble de todos, es hablar de los Cinco antiterroristas cubanos y demandar desde allí la liberación de Gerardo, Antonio, Ramón y Fernando, quienes todavía permanecen en prisiones norteamericanas por defender a su pueblo del terrorismo.

Después, Elián regresará a la patria con la certeza de haber cumplido una deuda de amor con su país y con esos luchadores que como él padecen por la injusticia de un gobierno que solo ha conseguido unir a este pueblo para siempre.

Videos


Artículos Relacionados