Reñida primera vuelta de la pelota cubana

A esta primera etapa de la 55 Serie Nacional de Béisbol le quedan cinco suberies, 0 15 juegos para definir los ocho clasificados y algunos no deben tener problemas mientras otros luchan a brazo partido por incluirse.

 

Dos datos del campeonato un bateo colectivo de 278 de promedio y 815 bases por bolas en 612 entradas, hablan de la falta de nivel de la serie, pero la paridad en la tabla de posiciones nos habla de lo reñido de los primeros puestos y la lucha que existe por el octavo pasaje, donde me hubiera gustado ver a Villa Clara y Santiago de Cuba pero deben apurarse.

 

Ciego de Ávila sigue su paso y Pinar del Río no pierde su grandeza y se muestra segundo, y me alegra enormemente el paso de Cienfuegos, equipo al que no consideré nunca como un contendiente serio para la segunda etapa pero que está demostrando que con ganas se puede jugar bien a la pelota sobre todo si existe unidad en el equipo.

 

Industriales, Las Tunas, y Granma no me sorprenden, Matanzas comienza a levantar el paso mientras Sancti, Spíritus, La Isla, Guantánamo, y Holguín pugna fuerte por la octava plaza y Camaguey, Artemisa y Mayabeque quedaron fuera de la pelea muy pronto.

 

De Mayabeque, nuestro equipo provincial que exhibe antes de estas subseries 5 victorias y 24 fracasos no hay mucho que decir, pero a pesar de las bajas en el picheo de un año a otro y de que han perdido algunos juegos por estrecho margen de una carrera, sin hacer leña del árbol caído sí considero que podrían haber logrado más, los ejemplos de espirituanos, isleños y guantanameros están ahí.  

 

El torneo que no es el que me gusta ni el que quiero, marcha nivelado y con pelea para la clasificación eso sí, y ese es quizá su mejor logro. Se avecinan subseries muy peleadas y ojalá eso incremente el número de aficionados en los estadios mientras nosotros seguimos esperando por la preselección cubana al Premier 12, que ojalá y cuando usted lea este comentario ya se haya hecho público.