Manresa en la recta final

Usted dirá que Jaruco está patas arriba y estoy de acuerdo, pero puedo asegurarle que es para bien. Desde hace un mes aproximadamente se trabaja en la etapa final de varias obras constructivas que prometen elevar la calidad de vida de la población.

 

La rehabilitación de la conductora Manresa es uno de los proyectos que estremece y cambia por estos días la rutina de la gente.


Desde el lunes está interrumpido el tránsito en la avenida 25 porque en calle 23 una retroexcavadora rompe la vía para permitir que la nueva red hidráulica continúe abriéndose paso hasta llegar al tanque de agua ubicado en el barrio Santa Úrsula, la zona más alta de la Ciudad Condal de Jaruco.

 

Las personas se quedan en las inmediaciones de la obra para ver como uno tras otro se articulan los tubos de polietileno de alta densidad con el método de termofusión, lo que evita casi al ciento por ciento las fugas de agua. Quizás el pueblo no lo advierte pero están asistiendo a la construcción de un proyecto ingeniero a un alto costo monetario.

 

También se trata de una obra que una vez terminada dejará atrás los años de sequía e inestabilidad en el servicio que tantas molestias causó en los jaruqueños. Hasta ahora están terminados casi 440 metros desde la avenida 33 hasta la 25. Francisco Pérez Abreu, al frente de esta inversión de la Empresa de Rehabilitación de Redes Hidráulicas de Occidente me decía que las grandes rocas del suelo han dificultado un poco el avance de los trabajos, pero aseguró que en noviembre correrá por esa vena oscura que atraviesa la ciudad un agua más sana y segura.

 

Para llegar a esta fase de la Rehabilitación Integral de la Conductora Manresa de Jaruco se debieron sortear no pocos obstáculos desde su inicio en junio del pasado año. Hoy las personas se preocupan por el estado en que están las calles y las roturas de las redes interiores ocurridas en la misma medida en que se excava para soterrar la tubería. Pero como puede apreciarse los trabajadores a pie de obra restañan los daños y se esfuerzan en la tarea de dejar las calles mucho mejor que como estaban antes.

 

El compromiso es avanzar sin perder tiempo para reducir las interrupciones en las vías y en el servicio de agua. La totalidad de las tuberías se encuentran en el municipio y la única demora consiste en trasladar desde la cantera Coco Peredo los áridos que se necesitan para dejan bien tapada la tubería y en condiciones idóneas la calle para el paso de los vehículos y los peatones.

 

La nueva conductora Manresa es un proyecto largamente espera y objeto de no pocos debates, reuniones, interrupciones desde que se dio luz verde a la idea hace más de un año. Pero desde entonces hasta la terminación de la primera etapa en abril de este año, la mejoría en el servicio ha sido sustancial, y en las casas que padecieron escasez por décadas llegó el líquido hasta los grifos.

 

Eso sin contar con el volumen ahorrado a pesar de los incontables salideros que persistirán hasta tanto se concrete paulatinamente la rehabilitación de las redes interiores, otro proyecto de continuidad que comenzará este mismo año y pondrá otra vez patas arriba a Jaruco, pero reitero, será para bienestar de todos.

Videos


Artículos Relacionados