Mirarse por dentro, En tiempo real

Este miércoles 30 de octubre comenzó a transmitirse a partir de la una y treinta hasta pasadas las tres de la tarde un nuevo espacio radial denominado: En tiempo real, desde la sede de la Asamblea Provincial del Poder Popular, en San José de las Lajas, capital de Mayabeque.

 

El programa, como su nombre lo indica, es en vivo y cuenta con la conducción del reconocido periodista de Güines y Presidente de la Unión de Periodistas de Cuba en esta provincia, Andy Duardo , y la comparecencia de los principales funcionarios y directivos del territorio.

 

El objetivo de, En tiempo real es poner sobre el tapete las principales problemáticas que afectan la vida económica y social en los once municipios de Mayabeque y emplazar a las autoridades competentes de los Gobiernos Locales y Asambleas Municipales del Poder Popular, las administraciones, Departamentos y Direcciones, para responder a las quejas e inquietudes de la población que llegan al programa.

El tema este 30 de octubre fue, La situación epidemiológica en Mayabeque. Los problemas con el abasto de agua y el agua segura, el desbordamiento de las fosas en las zonas residenciales, los salideros, la proliferación de micro vertederos, estuvieron a la orden del día en los reportajes periodísticos radiados.

Se trata de historias que se repiten demasiado en todo el país. Las causas son múltiples, escasez de recursos, trabajos mal realizados, gestiones inconclusas, lentitud en las acciones que se trazan para dar solución a determinados problemas, falta de unión entre los actores de la comunidad, indisciplinas sociales.

Creo que el proyecto radial En tiempo real tiene un noble propósito porque toca puntos muy sensibles en la vida de la gente que quiere ser escuchada, y obliga a los principales directivos a mirarse por dentro y autoevaluar su gestión.

Pero, pienso también que un programa de este perfil no puede convertirse en la enumeración de una lista de problemas y otra de justificaciones, ni extenderse demasiado sin ofrecer soluciones puntuales, precisas y concretas, es decir, quién, cómo y cuándo se resolverán.

Del dicho al hecho hay un buen trecho, reza el refrán popular que se repite, porque quienes tienen el encargo de velar por el bienestar del pueblo a veces encuentran a su paso obstáculos impuestos por un burocratismo, que hay que eliminar, y en otras, son poco competentes en la forma de dirigir, proponer, impulsar, crear, descentralizar poderes y funciones, y sobre todo exigir y controlar.

Estamos en tiempo de grandes transformaciones propuestas por todos y entre todos en los Lineamientos del Sexto Congreso del Partido que se llevan a vías de hechos paulatinamente en todo el país.

Pero estos nuevos tiempos requieren de un pensamiento nuevo, y así lo advierte el destacado profesor Manuel Calviño: “Si queremos cambiar la mentalidad, debemos que tener primero una mirada crítica de nuestra experiencia. Pensar que la nuestra ha sido positiva para determinados contextos, pero no necesariamente para uno nuevo”.

En tiempo real propone una mirada crítica, un diálogo colectivo que puede ser útil y provechoso si cada cual desde su posición repiensa el modo de actuar, trabajar y vivir, la forma de relacionarse con los otros, de interesarse por los demás, de rescatar ese sentimiento de humanismo y solidaridad tan deteriorado en los últimos años.

Creo que se impone recuperar el sentido dialéctico de convertir las contradicciones en desarrollo y parar de repartir disculpas, culpas y fracasos.

“La responsabilidad no se adquiere cuando recae en el otro, sino cuando está en nosotros, dice Calviño, y también recuerda que para lograr cambiar lo que nos rodea debemos, en primer lugar,”desbloquear el pensamiento”.

Videos


Artículos Relacionados