Comenzó proceso de balance del Partido a nivel provincial

PINAR DEL RÍO.— Con la premisa de que el Partido tiene que seguir siendo una organización fuerte y verdaderamente representativa de la sociedad cubana, comenzó por Pinar del Río el proceso asambleario de balance a nivel provincial, en camino a su VII Congreso.

 

En la reunión, presidida por José Ramón Machado Ventura, se­gundo secretario del Comité Central del Partido y vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, se puso énfasis en la recuperación tabacalera, principal renglón económico de Vueltabajo, que aporta el 22,5 % de su producción mercantil y resulta decisivo para el país.

 

Varias intervenciones de delegados vinculados con la actividad, coincidieron en que el programa para la reanimación del cultivo marcha según lo previsto, con mucho mejor nivel de aseguramiento en recursos que en campañas anteriores, por lo que se van acabando las justificaciones y solo queda producir más con mayor calidad.

 

Unido a ello, se trataron temas relacionados con la producción de alimentos, el trabajo con las nuevas generaciones y la reserva de cuadros, entre otros.

 

De un modo abierto y directo, los 300 delegados presentes evaluaron el trabajo de la organización en los últimos cinco años, y co­nocieron los principales problemas que aún persisten.

 

En este sentido, el integrante del Buró Po­lítico y primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, comentó que el contexto actual impone nuevos retos en el plano ideológico, en el que los enemigos de la Revolución nos tratan de imponer una plataforma de restauración capitalista y neoliberal.

 

Esto implica un desafío en la formación de las nuevas generaciones, donde no se puede perder la memoria histórica, ni dejar de fomentar valores como la laboriosidad, la responsabilidad y la solidaridad, apuntó.

 

“Estamos buscando el crecimiento y el desarrollo económico, para que nos dé prosperidad y nos ayude a sostener la gran obra social que hemos desarrollado, pero si en el futuro tenemos riqueza económica y no somos capaces de distribuirla con justicia, no nos vamos a diferenciar en nada del paradigma neoliberal.

 

“Por tanto, la espiritualidad, los sentimientos, los principios, son fundamentales. As­piramos a que la gente se distinga no por lo que posee materialmente, sino por sus valores”, añadió.

 

El Primer Vicepresidente cubano dijo además que es preciso fortalecer las instituciones estatales que defienden nuestra ideología, pues no puede permitirse que sean estas las que peor funcionen.

 

Al término de la Asamblea, que también contó con la presencia del comandante del Ejército Rebelde Julio Camacho Aguilera, se eligió un nuevo comité provincial y su buró ejecutivo, al frente del cual fue ratificada como primera secretaria, la compañera Gladys Mar­tínez Verdecia.

 

Artemisa analiza su responsabilidad

ARTEMISA.— Los resultados en los programas de desarrollo agropecuario y la producción cañero-azucarera, así como el papel del Partido en la prevención, el enfrentamiento al delito, la corrupción, las ilegalidades, las indisciplinas sociales y su influencia para contrarrestar la subversión política-ideológica, constituyeron algunos de los temas que cen­traron el debate en la Asamblea de Balance del Partido en la provincia.

 

La producción cañero-azucarera se re­cu­pe­ra lentamente, con una tendencia al crecimiento, pero no se alcanzan los planes previstos por el país. “El accionar debe estar encaminado a garantizar al desarrollo cañero. Los problemas que hemos presentado en las formas productivas, no son de recursos, sino de falta de exigencia”, comentó Félix Do­mín­guez, presidente de la UBPC El Novillo, una de las que más debe aportar al central 30 de Noviembre.

 

Mientras, Reemberto Pérez, quien está al frente de la CCSF José Francisco Costa Ve­lázquez, insistió en que “el hombre es el protagonista principal de cualquier tarea; cuando se compromete, conoce la importancia de su mi­sión, tiene sentido de pertenencia, y se atien­de, los resultados no se hacen esperar”.

 

En ese sentido, el miembro del Buró Po­lítico y vicepresidente del Consejo de Estado, Salvador Valdés Mesa, señaló que el sector azucarero es en el que más experiencia agrícola tenemos en el país, por lo que es necesaria la recuperación cañera. No se puede pagar salario sin tener un respaldo productivo; estamos permeados de paternalismo, y en desterrar esa tendencia, el sindicato en la base y la CTC como organización, tienen que jugar un papel importante.

 

Otro tema analizado fue el programa ga­nadero, donde a pesar de observarse señales de recuperación en algunos indicadores, han in­cidido factores subjetivos que dificultan su avance. Algunos delegados insistieron en la im­portancia de la alimentación de la masa ganadera, de introducir variedades de pastos más resistentes al cambio climático, y fortalecer la reproducción, entre otros aspectos.

 

La producción de alimentos es un tema al que se le presta especial atención, al ser Arte­misa un territorio eminentemente agrícola y tener, además, un impacto en el abastecimiento a la capital del país. “La tierra es para hacerla producir y garantizar la alimentación del pueblo, hay que hacer un uso adecuado de esta, diversificar las producciones y explotar al máximo nuestras potencialidades”, agregó el productor Yuniel González.

 

El debate tuvo especial énfasis en torno a he­chos negativos presentados en la provincia que involucran a militantes y cuadros administrativos en el descontrol de recursos y la falta de previsión de las causas y condiciones que los propician.

 

Donde está el problema hay que enfrentarlo y resolverlo. Emprender una adecuada política de cuadros resulta esencial, para garantizar una efectiva conducción de los procesos, aseveró José Antonio Valeriano Fariñas, miem­bro del Comité Central y primer secretario del Partido en la provincia.

 

En tanto, José Ramón Machado Ventura, segundo secretario del Comité Central del Partido y vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, destacó que los artemiseños tienen una gran responsabilidad en la marcha del experimento llevado a cabo en la provincia. Para que este funcione es necesario emprender verdaderas acciones de control y que cada cual haga lo que le corresponde.

 

“Debemos cumplir con lo establecido en los documentos rectores del Partido”, afirmó José Corrales, trabajador de la Zona Especial de De­sarrollo Mariel, y manifestó que trabajan en el crecimiento de los militantes, sin olvidar la calidad que debe caracterizar a un proceso de este tipo.

 

La formación de las nuevas generaciones también propició el intercambio. Yuri Belén, profesor de la Universidad de Artemisa, señaló que “tenemos que formar profesionales no solo competentes, sino también, comprometidos con el proceso revolucionario; de ahí la importancia de la preparación de los jóvenes, así como de los militantes, para establecer un diálogo con estos, y desarrollar un trabajo político ideológico de forma amena e inteligente. No se puede combatir la subversión en un centro donde el Partido no juegue un papel rector”.

 

La batalla ideológica y la económica, son dos grandes escenarios en los que se desarrolla la labor partidista; del accionar emprendido en uno, dependerán los resultados obtenidos en el otro, aseguró Miguel Díaz-Canel Ber­múdez, miembro del Buró Político y primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

En la cita, que contó con la presencia de 250 delegados, fue electo el comité provincial, y ratificado José Antonio Valeriano Fa­riñas como primer secretario del Partido en la provincia.(Yusmary Romero Cruz)

El Partido tiene que cumplir cabalmente su papel de vanguardia

Al concluir la asamblea pinareña José Ramón Machado Ventura dijo a la prensa que de esta manera se da continuidad al proceso llevado a cabo en los municipios, y que también estuvo centrado en aquellos asuntos de mayor interés para cada territorio.

 

Esto forma parte del cambio en los métodos y estilos de trabajo planteados en la primera Conferencia Nacional, y que ya se empiezan a materializar. Además, se en­cuen­tra en correspondencia con los lineamientos aprobados en el VI Congreso, los cuales no se expresan de una manera uniforme para todo el país, sino que deben adecuarse a las condiciones específicas de cada lugar, y las cuestiones esenciales para su desarrollo, aseguró.

 

Machado Ventura afirmó que las modificaciones introducidas, relacionadas con la plena consulta de las candidaturas a presentar, y con el enfoque de los debates, ha dado buenos resultados, y añadió que el Partido tiene que cumplir a cabalidad su papel de vanguardia de la sociedad, y luchar contra todo tipo de indisciplinas.


Autor: Ronald Suárez Rivas | Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Autor: Yusmary Romero Cruz | Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.