Sesiona en La Habana Consejo de Negocios EE.UU.-Cuba

LA HABANA.—Con el reconocimiento de que el bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos continúa siendo el principal obstáculo para el comercio con la Isla, sesiona en esta capital el Consejo de Negocios EE.UU.-Cuba.

 

Constituido el pasado 25 de septiembre en Washington —bajo el auspicio de las Cámaras de Comercio de ambos países— el Consejo de Negocios tiene el propósito de construir una relación comercial estratégica, propiciar vínculos en el sector empresarial e identificar oportunidades comerciales, para lo cual viajaron a Cuba más de 50 hombres de negocios de importantes empresas estadounidenses.

 

Stanley Morgan, Home Depot, Caterpillar, Boeing, American Airlines, Heinz Kraft, Fox News, The Wall Street Journal y Sprint, están entre las compañías que buscan conocer de cerca la realidad nacional e intercambiar con la parte cubana, representada por funcionarios y empresarios del turismo, salud, industria, telecomunicaciones, la banca, el transporte y energía y minas.

 

Rodrigo Malmierca, ministro cubano de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, recibió a Myron Brilliant, vicepresidente ejecutivo de la Cámara estadounidense —momentos antes de comenzar la reunión del Consejo de Negocios— con quien intercambió sobre las po­tencialidades de la economía cubana y las trabas que impone el bloqueo al intercambio co­mercial.

 

Por su parte, Orlando Hernández Guillén, presidente de la Cámara de Comercio de Cuba, al dar inicio a la sesión de trabajo, subrayó las oportunidades de comercio e inversión que se abrirían a las empresas norteamericanas una vez se elimine el bloqueo, política que constituye el principal obstáculo para el desarrollo de las relaciones de ese tipo.

 

Myron Brilliant, quien viajó al frente del grupo de empresarios, dijo que el Consejo es un paso en la búsqueda de cómo construir los vínculos comerciales, eliminar las diferencias que persistan y explorar oportunidades.

 

Sabemos que existen limitaciones para que las compañías de EE.UU. comercien o inviertan en Cuba, dijo Brilliant, y reconoció que la administración de Barack Obama tiene que hacer cambios en algunas regulaciones, en tanto señaló que el Congreso es quien deberá eliminar el bloqueo a la Isla.
Autor: Jorge Legañoa | Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.