El joven Fidel de visita en la Ciudad Condal de Jaruco

Cuando me interesé por conocer sobre la historia de Jaruco y comencé a informarme e investigar sobre determinados temas, conocí que también a este terruño llegaron el pasado siglo importantes figuras de la lucha revolucionaria. Hace ya algún tiempo escribí un artículo sobre la estancia de Julio Antonio Mella en Jaruco, y luego escuché que Fidel Castro había estado en San Antonio de Río Blanco.

 

Sin embargo, para sorpresa mía, hace solo una semana encontré un archivo que atestigua que el joven Fidel estuvo en más de una ocasión en la Ciudad Condal y sus poblados aledaños.

 

Le cuento que el Partido Ortodoxo, en Jaruco, estaba organizado al igual que en toda la isla de forma tal que los compañeros que militaban a la vez atendían a la sección de La Juventud, y al joven Fidel Castro como representante del Partido Ortodoxo le asignaron varias actividades en este territorio.
 
A principios de la década del 50, del pasado siglo, el presidente del Partido Ortodoxo, en Jaruco, era Luis Hernández Reyes, y como delegados municipales se encontraban Rigoberto Delgado, René Ruiz y María Triana.

    
Esos compañeros realizaban de protestas contra el gobierno de Prío Socarrás y su camarilla de corruptos. Ponían carteles, hacían mítines, tánganas y daban orientaciones de carácter revolucionaria a los trabajadores.
    
A esas manifestaciones venían dirigentes del Partido Ortodoxo a nivel nacional y los que se preparaban para las elecciones de mil 952.
   
Precisamente en el año 51, en la preparación de dichas elecciones el líder Universitario y candidato a Representante del Partido, Fidel castro Ruz, visitó a Jaruco, departiendo con sus compañeros de lucha y dirigiéndose a la población.
    
El primer mitín al que asistió Fidel en Jaruco, fue el realizado en la esquina del Parque José Martí, frente a la otrora cárcel, que hacía poco tiempo había sido remozada e inaugurada por el mismísimo presidente de la República.
    
Fidel habló para el pueblo jaruqueño y una de las ideas que expresó según narró hace varios años el revolucionario Rigoberto Delgado, fue: “En esa misma cárcel vamos a meter a todos esos ladrones”
    
En una segunda oportunidad la Juventud Ortodoxa preparó otro mitín en el poblado de Casiguas con la presencia de Fidel, y los compañeros se reunieron temprano frente a la iglesia.
    
Para aquel entonces en Casiguas había un gallego que tenía una fonda y era simpatizante de Fidel, y gentilmente les prestó una mesa que ubicaron en el centro del parque.

 

Parándose sobre la mesa, el mismo Fidel lazó un volador para llamar a las personas que dormían a altas horas de la noche y un rato después dirigió sus palabras al pueblo denunciando la corrupción del gobierno de Prío y sus secuaces.
    
El poblado de San Antonio de Río Blanco, efectivamente, también recibió al joven Fidel Castro, una noche en que muchas personas lo esperaban en una esquina del parque para escucharlo.
    
Puedo concluir entonces afirmando que Fidel siempre luchó por el pueblo y para el pueblo, y Jaruco, sirvió de escenario para que el eterno Comandante en Jefe, llevara adelante esta obra de hoy.

Videos


Artículos Relacionados

Variados