Líbano en duelo después del doble atentado ocurrido ayer

Como parte del duelo por los 43 muertos en un doble atentado perpetrado ayer por el Estado Islámico (EI) en el sur de Beirut, las banderas del Líbano ondearán hoy a media asta.

 

El primer ministro Tammam Salam declaró una jornada de luto en la cual se prevé que en las plegarias musulmanas de este viernes y los sermones se centren en rechazar el terrorismo islamista y mostrar pesar por las víctimas del ataque ocurrido anoche en el barrio chiita de Burj El-Barajneh.

 

Datos actualizados por el ministerio de Salud Pública refieren que al amanecer de hoy se contaron 43 decesos y 239 heridos a causa de las dos explosiones provocadas por suicidas en el citado vecindario del sur de Beirut, colindante con el campamento de refugiados palestinos homónimo.

 

Una fuente de seguridad identificó a los terroristas inmolados como Hamed Rashid El-Balegh, Ammar Salem El Rayes (palestinos) y Khaled Ahmed Al-Khaled (sirio), todos afiliados a la organización “takfirista” (fundamentalista islámica sunnita) DAESH, acrónimo árabe del EI.

 

Residentes en Burj El-Barajneh relataron a Prensa Latina que el libanés Luay Saleh Aldanach, oriundo de la ciudad norteña Trípoli, fue descubierto como el cuarto atacante, al que persiguieron, golpearon y entregaron a las fuerzas policiales de Hizbulah antes de que escapara del lugar.

 

En medio de declaraciones de condena a la acción terrorista por parte de líderes políticos, jerarcas religiosos y funcionarios públicos, el ministro de Salud Wael Abu Faour afirmó que la trágica acción tocó a todos los libaneses y confirma que la nación “está en peligro”.

 

Abu Faour visitó anoche el barrio ubicado en el Dahiyeh, en el suburbio sur de Beirut, y recorrió hospitales del área, aprovechando para urgir a la responsabilidad y solidaridad nacionales, y sugerir un cambio de política en el Líbano que evite retornar a los tiempos de los atentados con bombas.

 

Según el titular, se escapó de un verdadero y gran desastre gracias a que uno de los suicidas -que falleció por la acción de los dos primeros- no consiguió inmolarse, por lo que demandó más coordinación entre los aparatos de seguridad, al igual que el ministro de Turismo, Michel Pharaon.

 

Los sucesos del jueves en Beirut estuvieron antecedidos por el lanzamiento anoche de una bomba de sonido cerca de una casa en Kherbet Dawoud, y la captura de un hombre que llevaba un cinturón con explosivos listo para detonar en el municipio de Koubba, de la región norteña de Batroun.

 

También el Ejército libanés informó que a partir de información de las fuerzas de seguridad, un experto en explosivos desactivó un artefacto de 10 kilogramos conectado a cuatro detonadores en la barriada predominantemente chiita de Jabal Mohsen, en la urbe portuaria de Trípoli.

 

La policía reportó, además, la captura ayer de un hombre al que describió como peligroso terrorista llamado Mohammad Ibrahim Hujeiry, apodado Abou Ibrahim o Kahroub, tras allanar su vivienda en Arsal, una aldea limítrofe blanco frecuente de ataques del EI y el Frente Al-Nusra desde sirio.

 

(Con información de Prensa Latina)

Videos


Artículos Relacionados

Variados