Crecientes son los desafíos del Consejo Mundial por la Paz

Guantánamo.— Hoy, como nunca an­tes, desde su fundación hace 65 años, el Consejo Mundial por la Paz tiene ante sí el reto de incrementar las acciones por la paz universal y la soberanía de los pueblos, abocados cada día más a su destrucción como consecuencia de los conflictos militares.

 

Así expresó José Ramón Balaguer Cabrera, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y jefe de su Departamento de Relaciones Internacionales, en una intervención especial en la primera jornada del IV Seminario Internacional de Paz y por la Abolición de las Bases Militares Extran­jeras, que hasta mañana miércoles sesionará en esta ciudad.

 

Balaguer Cabrera señaló que este evento se desarrolla en medio de una situación internacional muy compleja, caracterizada por las guerras, los actos terroristas y el caos gubernamental en numerosas zonas del mundo, como en Afganistán, Irak, Libia y Siria, donde se muestran con crudeza los efectos de la política injerencista del imperialismo, destinada a su dominio mundial.

 

Al referirse a la ilegal base naval de Guan­tánamo indicó que ese enclave, el más antiguo de los más de 600 que Estados Unidos tiene diseminados por todo el mundo (de ellos 76 en América Latina y el Caribe), fue convertido por la administración de W. Bush en prisión y centro de tortura, verdadera vergüenza para el gobierno imperial, autoproclamado adalid de los derechos humanos.

La primera jornada del IV Seminario de Paz… contó con la presencia de Denny Legrá Azahares, primer secretario del Partido en el territorio; y Fernando González, Héroe de la República de Cuba.

 

El evento inició con las palabras de bienvenida a los más de 200 participantes de Silvio Platero, presidente del Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos, y continuó con la intervención de la brasileña María do Socorro Gomes, presidenta del Consejo Mun­dial por la Paz.

 

Una vez admitido por el propio Obama el fracaso de la política de presión e intimidación contra Cuba, el desafío actual del Movimiento de Paz en todo el mundo es incrementar la lucha contra el bloqueo económico, comercial y financiero (causante de pérdidas multimillonarias al pueblo cubano) y por la devolución del territorio ocupado por la ilegal base naval de Guantána­mo, indicó la líder pacifista.

 

En la sesión matutina también intervino Nancy Acosta Hernández, presidenta del go­bierno en la provincia, quien realizó una caracterización del territorio, y se presentaron las dos primeras conferencias a cargo, respectivamente, del doctor Manuel Carbonell, colaborador del Movimiento por la Paz, y del embajador de Ecuador en Cuba, excelentísimo señor Edgar Ponce Iturriaga.

 

Otras ponencias fueron expuestas en la tarde, entre ellas la de la norteamericana Ann Wright, quien informó que en la cárcel instalada en la ilegítima base naval de Guantánamo se mantienen 107 prisioneros, 46 de ellos en prisión indefinida, sin cargo alguno.

 

Por Jorge Luis Merencio Cautín | Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Videos


Artículos Relacionados