En nombre del progreso

Las calles de la Ciudad Condal de Jaruco, fundada en 1770, revientan bajo el empuje de las maquinarias y los brazos de los hombres que marcan una pauta en la historia de esta vetusta urbe, al materializar uno de los proyectos ingenieros hidráulicos más importantes de todos los tiempos, en este municipio de Mayabeque.

 

 

La primera de las obras que se inició desde mediados del pasado año es la rehabilitación integral de la Conductora Manresa, una especie de vena negra que comienza en los pozos de Manresa ubicados en las inmediaciones del Bainoa y hoy atraviesa las arterias principales de Jaruco hasta llegar al barrio Santa Úrsula, en la zona más alta de la ciudad.

 

Poco más de siete kilómetros de tuberías está bajo tierra esperando los toques finales para llevar antes del 31 de diciembre un agua más sana y segura, incluso hasta las casas que por mucho tiempo padecieron la escasez del líquido.

 

Paralela a esta inversión, a finales de noviembre comenzó la rehabilitación integral de las redes interiores de Jaruco, obra que nace en la calle 22, esquina 19, y se hace realidad gracias al empeño de una brigada de la Empresa de Rehabilitación de Recursos Hidráulicos de Matanzas.

 

Ahora el ruido de las máquinas y el esfuerzo de esos hombres se concentran en la avenida tres, y la meta es llegar a la 16 antes de cerrar el año. Así, poco a poco sepultan las nuevas tuberías que renovarán en poco tiempo la calidad del servicio y la vida de la gente, aseguró Leoncio García al frente de los trabajos.

 

 

Hasta el martes se montaron caso dos mil metros de tuberías y a la par se colocaron los metrocontadores de agua en más de una treintena de viviendas, acción cometida con el apoyo de los propios vecinos que unidos a estos trabajadores de la Isla de la Juventud, hacen suya la inversión y comparten sin escatimar agua, café y calor humano.

 

Antes del amanecer la brigada con Leoncio García al frente, comienza con el ruido y la faena hasta cerrada la noche.

 

Ponen tras su paso patas arriba la ciudad en nombre del progreso y así acabar con la molesta sequía de tantos años. Ellos aseguran que estarán en las calles jaruqueñas hasta fines de diciembre y en enero retornarán para continuar con el circuito uno, en la zona más alta de Jaruco.

Videos


Artículos Relacionados