Homenaje a los caídos en defensa de la libertad

La ceremonia militar celebrada este lunes por el aniversario 119 de la caída en combate del Mayor General Antonio Maceo y de su ayudante, el capitán Panchito Gómez Toro, fue también ocasión propicia para conmemorar el homenaje póstumo que la Operación Tributo inició, hace 26 años, para trasladar los restos mortales de aquellos cubanos que dieron su vida en la epopeya de Angola, y en otros países de África.

 

Durante el acto político que tuvo lugar en el complejo monumentario El Cacahual, el miembro del Comité Central del Partido y Jefe del Ejército Occidental, general de división Onelio Aguilera Bermúdez, evocó los hechos y acciones que definieron al Titán de Bronce como hombre de lealtad sin límites, estratega militar y espíritu de sacrificio e intransigencia; principios que nos han acompañado en estos más de 50 años de lucha y son estandarte para las nuevas generaciones que defienden las conquistas del socialismo.

 

“Por grandes que sean los riesgos, por mu­cho que se disfrace el enemigo, aunque acuda a agresiones abiertas o sutiles en su permanente guerra contra Cuba, seguiremos enarbolando nuestras banderas y manteniendo bien alto el machete que empuñó Maceo”, afirmó.

 

El compromiso de dar lo mejor de cada uno, teniendo como trinchera el estudio y el conocimiento, así como de continuar salvaguardando las conquistas de la Revolución y fraguar un porvenir que glorifique la sangre derramada por los héroes de la Patria, fue ratificado, en nombre de los pioneros, por la estudiante Alena Isis Acosta, de la Escuela Mixta Conrado Benítez, en Mayabeque.

 

Por su parte, el cadete de tercer año de la Escuela Interarmas de la FAR General An­to­nio Maceo, Orden Antonio Maceo, expresó que para los jóvenes esta fecha tiene particular significación, pues es mayor el compromiso de apoyar a una institución que tiene el nombre de tan insigne patriota, y que con su ejemplo marchan los mambises del siglo XXI.

 

En la conmemoración estuvieron presentes los miembros del Buró Político, general de cuerpo de Ejército y Héroe de la Re­pú­blica de Cuba, Ramón Espinosa Martín, viceministro de las Fuerzas Armadas Revo­lu­cio­narias (FAR) y Mercedes López Acea, vicepresidenta del Consejo de Estado y primera secretaria del Comité Provincial del Partido en La Habana.

 

Asistieron además dirigentes del Go­bier­no, de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana, jefes principales de las FAR y del Ministerio del Interior, representantes del cuerpo diplomático-militar acreditado en Cuba y distintas organizaciones estudiantiles y de masas.

 

Durante el acto, se colocaron en nombre del pueblo cubano sendas ofrendas florales a Antonio Maceo y Panchito Gómez Toro, con relevos de la Guardia de Honor; también se ofreció tributo al destacado comunista Blas Roca Calderío y al soldado del Ejército Liber­tador, Juan Fajardo Vega, conocido como el último mambí.

 

Por Yaditza del Sol González | Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Videos


Artículos Relacionados