Cuenta regresiva para acuerdo climático de París

París, 10 dic (PL) La Conferencia del Clima COP21 en el Parque de Exposiciones París Le Bourget, en las afueras de la Ciudad Luz, entró hoy en cuenta regresiva para alcanzar el esperado acuerdo climático que salve la vida en la Tierra.

 

Tras una madrugada de trabajo intensa, los miembros de las delegaciones de 195 países reponen esta mañana sus fuerzas para examinar durante la tarde una nueva versión del documento.

 

Para hoy está fijado un nuevo encuentro del Comité de París y después contínuarían las deliberaciones. El presidente de la COP21, y ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius, presentó, con gran expectativa internacional, el último borrador del documento, que todavía esta madrugada estaba en juego.

 

El texto destinado a luchar contra el calentamiento global, y proteger a todos los ecosistemas marinos y terrestres, no acaba de ser perfilado.

 

Con menos volúmen de páginas, el acuerdo principal ahora solo tiene 14, y más limpio que los textos anteriores -tenía eliminado cerca del 75 por ciento de los llamados corchetes (donde aparecían los términos o cuestiones carentes de consenso o aún sin concretar- en el borrador siguen abiertas múltiples interrogantes.

En general, a pesar de que el proyecto todavía incluye elementos necesarios para convertirse en un instrumento significativo, varios temas claves están bajo amenaza.

 

Cuestiones como la financiación de los países en desarrollo para enfrentar las tareas que requiere el cambio climático, diferenciación (qué países son más responsables del cambio climático y tienen más capacidad para ayudar a otros a mitigarlo) y ambición, referida al límite de temperatura media de la Tierra que se puede permitir, siguen sin definirse.

 

Los países más vulnerables, muchas pequeñas islas entre ellos, demandan limitar el calentamiento global por debajo de 1,5 grados centígrados con respecto a la era anterior de la Revolución Industrial en los ahora países desarrollados, los primeros y los que más han deteriorado el clima históricamente.

 

Sin embargo, el objetivo de la cota de 1,5 grados para la subida de la temperatura media del planeta aún no está fijado. Cualquier cosa más allá de ese valor significaría impactos más extremos del calentamiento global a expensas, sobre todo, de los más pobres.

 

El objetivo fundamental a partir de ahora en las deliberaciones es tener listo el documento a más tardar mañana viernes, programado como último día de esta cita.


Por Alfredo Boada Mola