Comienza la pasión de los cubanos: la pelota

En unas horas arranca en todo el país la 53 Serie Nacional de béisbol, un contienda histórica en el devenir de nuestro deporte insignia. Cuando se de la voz de ¡a Jugar! En ocho estadios alrededor de 300 atletas y medio centenar de entrenadores más millones de cubanos volverán a vivir las pasiones que siempre trae la pelota.


Ahora los peloteros tendrán un salario más justo, y aquellos que exhiben en el plano individual un mayor palmarés, recibirán un pago de acuerdo a su rango, además se les incrementaron a todos, mejoras en las condiciones materiales de vida y el alojamiento.

Se conoció además que los directores de quipos que resulten expulsados de un juego deberán pagar una multa, al igual que los atletas, medida que busca mantener la disciplina y el respeto a los árbitros en nuestro deporte nacional, sin embargo esta medida debía aplicarse también al respetable público que en muchas ocasiones no se comportan para nada respetable.

Así las cosas, como diría el colega Fritz Suárez Silva, la etapa clasificatoria de 45 juegos para los 16 equipos comienza este 3 de noviembre y se extiende hasta el 29 de diciembre día en que se efectuarán dobles juegos. El cuatro de enero de 2014 se elegirán públicamente los refuerzos de los ocho equipos clasificados y el día cinco tendrá lugar el Juego de las Estrellas, la segunda etapa se disputará entre el once de enero y el 27 de marzo, teniendo entre el 30 de enero y el 10 de febrero unos días de descanso con motivo de la celebración de la Serie del Caribe.

Las expectativas de la afición son muchas, y entre las más llamativas está ver que acogida le dan a los hermanos Gourriel en la capital y como estos son recibidos en Sancti Spíritus cuando los azules visiten a los Gallos.

Además crea expectativas ver que pueden hacer equipos como los Gallos, Cienfuegos, Guantánamo, y el propio Industriales que presenta una buena ofensiva pero un picheo muy pobre al menos en el papel.

A punto está de comenzar nuestra Serie Nacional de Béisbol que siempre tare más alegrías que penas a los millones de aficionados que tiene dentro y fuera de la Isla. Lo más importante es que se perciben cambios en el horizonte y ojalá que todos los involucrados en esta nueva contienda desde el primer atleta hasta el último aficionado se entreguen en cuerpo y alma para que cuba reciba el espectáculo deportivo que merece.

Videos


Artículos Relacionados