Examina Ramiro Valdés inversiones priorizadas en Santiago de Cuba

SANTIAGO DE CUBA.— La necesidad de evaluar todas las variantes dirigidas a afectar lo menos posible el abasto de agua a la población, fue reiterada por el Comandante de la Re­vo­lución Ramiro Valdés Menéndez, al examinar en esta ciudad las medidas adoptadas ante la se­quía, el programa de ejecución de viviendas y la reconstrucción de la carretera Granma.

 

Según informó la ingeniera Janet Tria­na Cobo, delegada del Instituto Nacional de Re­cur­sos Hidráulicos en la provincia, la tensa si­tua­ción existente en el territorio acaba de agudizarse con el agotamiento de la presa Para­da, y la de­pendencia de 26 000 personas de ese sector hidrométrico al sistema Quintero, que así incrementa el servicio a 430 000 habi­tantes.

 

Debido a ello, el ingeniero Norberto Marey Pérez, director de la empresa de acueducto y alcantarillado Aguas Santiago, precisó que los ciclos de distribución de agua fueron elevados entre diez y 18 días, así como se sometieron a ma­yores regulaciones El Caney, la zona del li­toral y otros sitos altos o distantes de la potabilizadora Quintero, que serán abastecidos por carros pipas.

 

Al repasar las inversiones emergentes que tienen lugar, Triana Cobo señaló que destinados a estabilizar la actual entrada de agua a Quin­tero, pero sin incrementar sus 1 300 litros por segundo, el trasvase Gota Blanca-La Cla­rita se encuentra en fase de puesta en marcha, y el presa Carlos Manuel de Céspedes a la Gil­bert a un 83 % de ejecución.

 

Respecto a la planta desalinizadora prevista para mediados del 2016, la ingeniera Inés Ma­ría Chapman Waugh, presidenta del Ins­tituto Na­cional de Recursos Hidráulicos, dijo que se trata de una obra de alta prioridad, y como tal debe asumirse el movimiento de tierra, la ejecución del vial de acceso y la conductora que llevará el agua a los tanques de Pa­rada.

 

“Al pueblo hay que explicarle todo lo que se está haciendo —insistió el vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Valdés Me­néndez—, hay que decirle el esfuerzo del país para concretar esas inversiones millonarias, y estamos seguros que será mayor la com­­pren­sión del momento que afrontamos y del cuidado del agua”.

 

El también miembro del Buró Político del Partido se interesó igualmente por la marcha del plan de viviendas, que al decir de Ma­riana Denis Rojas, responsable de esa área en la provincia, cerrará el año con 583 por debajo de las 3 214 planificadas, debido a afectaciones en la entrega de cemento, moldes de la tecnología forsa, y en menor medida de acero.

 

No obstante, el esfuerzo desplegado permitió materializar las 303, que elevan a 1 313 las cumplidas en el programa de transformación de la barriada de San Pedrito, en los diferen­tes asentamientos fue acelerada la urbanización proyectada, y un significativo número de dam­­nificados del huracán Sandy recibieron las nue­vas moradas.

 

“Al igual que las casas eliminadas en ba­rrios precarios y cuarterías —significó el vicepre­sidente cubano—, ustedes acometieron otras acciones dirigidas a mejorar la vida de la gen­te más necesitada, a los de mayores dificultades del país, y no debemos olvidar que esa es la esencia de la Revolución, trabajar para el pueblo”.

 

A tono con esa premisa, instó a definir des­de ahora la fuerza que intervendrá en el pro­grama el próximo año, a asegurar y am­pliar la tecnología a utilizar, a garantizar los medios téc­nicos y los recursos materiales, así como a trabajar con mayor calidad y control, pues las 2 664 viviendas trazadas para el 2016 hay que cumplirlas.

 

Respecto a la carretera Granma que con 185 kilómetros enlaza por la costa sur a esta ciudad con el municipio granmense de Pilón, el director del centro provincial de vialidad, ingeniero An­tonio Guerra Lozada, explicó que al cierre del año se completará el asfalto del vial hasta el kilómetro 101, en la comunidad de La Piña, municipio de Guamá.

 

Por la trascendencia social de la vía, su va­­lor turístico y la importancia económica, el Co­man­dante de la Revolución Valdés Me­nén­dez re­calcó que no puede descuidarse ni un metro en la calidad del asfalto, en el mantenimiento de lo construido, en las obras de fábrica y la protección costera que sustenta su vida útil.

 

En el examen de esas y otras inversiones, participaron además Lázaro Expósito Canto, primer secretario del Partido en la provincia, Rei­naldo García Zapata, presidente del órgano de gobierno a igual instancia, directivos nacionales y de las entidades del territorio santiaguero responsabilizados con las tareas.


Autor: Eduardo Palomares Calderón | Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.