Siempre junto a usted desde Radio Jaruco

En estos albores del año 2016 quiero hacer algo que tengo pendiente en mi agenda personal desde hace tiempo. Y es contarle a usted que fielmente nos sigue, cómo hacemos en la Emisora Radio Jaruco el trabajo periodístico de cada día.

 

En materia de noticias Jaruco no produce mucho al carecer de industrias, centros científicos y fábricas importantes. Sin embargo nuestro deber es convertir en historias atractivas lo que acontece en la vida cotidiana de los jaruqueños y compartirlas no solamente con la gente del pueblo, sino también en las redes sociales, con el mundo y para el mundo.

 

Los cuatro reporteros que laboramos en la calle, nos las ingeniamos día tras día para  perseguir el hecho y a los actores. Estar en el lugar donde se produce el acontecimiento es clave para llevar fielmente al oyente la realidad.

 

La relación con las fuentes es muy importante. De esos informadores que pueden ser directivos, administrativos o simplemente obreros o trabajadores depende que podamos armara la historia respondiendo a las preguntas claves de este oficio: qué, quienes, cómo y cuándo.

 

Sin embargo, no todo es color de rosa para un periodista de la radio. A veces las fuentes adornan o edulcoran el hecho haciéndolo poco

creíble al pueblo y debemos aguzar el olfato para detectar las pequeñas o las grandes mentiras. En otras ocasiones, se anuncian acontecimientos que no ocurren el día previamente anunciado o simplemente no suceden.

 

Cada día debemos los periodistas de Radio Jaruco producir algo nuevo. Hay jornadas que tropezamos con buenas historias y en otras, tenemos que exprimirlas y sacar la nota del día debajo de la manga o de las piedras.

 

Nuestras computadoras, aunque mejoradas en los últimos meses, no son de última generación y tampoco contamos con impresoras de buena calidad, en tanto escasean las hojas y otros recursos materiales indispensables para el quehacer  del reportero.

No obstante tenemos una linda y confortable emisora, reconocida como el Palacio de la radio cubana y contamos sobre todo con el cariño de los oyentes que nos llaman, nos detienen en la calle y agradecen nuestra palabra.

 

El departamento Informativo conocido entre nosotros como la moledora de carne humana nos obliga a superarnos cada minuto. Unas tras hojas llenamos las hojas en blanco, casi sin advertir a quienes nos rodean. Estudiamos sin parar, leemos, nos informamos de lo que pasa también en el mundo y sobre todo estamos pendientes de usted, de su vida, de los que le alegra, le preocupa y le disgusta.

 

No enorgullecemos al poder competir todavía con la televisión, la computadora y con internet. Siempre hay alguien que nos prefiere porque nuestra voz y historias que contamos tienen el color de la vida que se mueve en Jaruco.

 

No es fácil hacer periodismo en estos tiempos, téngalo por seguro. Pero nos mueve la pasión por la radio. Después que una persona entra al medio, se enamora irremediablemente como está cada uno de nosotros, los reporteros de la calle y también aquellos que integran nuestro equipo informativo y se encargan de revisar, corregir, traducir al inglés y compartir con las redes sociales el acontecer del municipio.

 

Aunque el reloj nos presiona y cada segundo cuenta, mantenemos vivo el entusiasmo para crear. Tenemos como cualquier mortal familia, deberes, obligaciones y padecemos los mismos tropiezos que usted. Pero a pesar de las tormentas y los tiempos convulsos y sobre todo por esa misma razón permanecemos desde radio Jaruco siempre en su compañía.

Videos


Artículos Relacionados

Variados