Bombas utilizadas en atentados de París pudieron ser confeccionadas en Bégica

Los cinturones explosivos que llevaban los presuntos terroristas de los atentados del 13 de noviembre en París fueron hechos en un apartamento ubicado en Bruselas, informan hoy los medios De Staandard, Het Niewsblad y Het Laatste Niews.

 

 

Según se asegura, la policía belga halló tres cinturones confeccionados a mano, rastros de explosivos y una huella dactilar de un sospechoso de los atentados, Salah Abdeslam, en un departamento de Bruselas, lugar donde este prófugo podría haberse escondido.

 

Aunque la información se filtró a la prensa este viernes, la fiscalía belga comentó que el hallazgo se produjo el pasado 10 de diciembre.

La policía belga asegura no tener idea del momento en que el sospechoso pasó por el departamento”, si antes o  después de los atentados del 13 de noviembre, comentó el portavoz de la fiscalía Eric Van Der Sypt.

 

Estos hallazgos confortan la hipótesis adelantada por Francia de que los  ataques de noviembre fueron preparados y organizados en Bélgica, desde cuya capital partieron varios de los comandos días previos a los ataques.

 

En total diez personas fueron detenidas e inculpadas en Bélgica con cargos  terroristas en conexión con los ataques de París, reivindicados por el grupo  Estado Islámico, de los cuales nueve siguen detenidos. Según la investigación, Salah Abdeslam fue exfiltrado la noche de los  ataques en auto desde París por dos personas que lo trajeron a Bruselas y que están hoy detenidas en Bélgica.

 

En este momento Salah Abdeslam, francés de 26 años residente en la comuna de Molenbeek,  vecina a la de Schaerbeek, continúa prófugo desde los ataques coordinados en diferentes puntos de la capital francesa, que dejaron 130 muertos y  centenares de heridos.

Videos


Artículos Relacionados

Variados